Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca española anticipa un endurecimiento en la concesión del crédito a los hogares en el tercer trimestre

Las entidades españolas pronostican que los criterios de concesión de préstamos a hogares se endurecerán "ligeramente" en el tercer trimestre del ejercicio, mientras que esperan que las condiciones de financiación a empresas se mantengan estables para este periodo.
Así se desprende de la Encuesta sobre Préstamos Bancarios publicada este martes por el Banco de España, que muestra que los criterios de aprobación de préstamos en España se mantuvieron estables en todos los segmentos durante el segundo trimestre.
"De cara al trimestre en curso, las entidades españolas encuestadas no esperaban que los criterios de concesión de préstamos variaran en el segmento de sociedades, mientras que en los de hogares anticipaban un cierto endurecimiento", señala el otrora supervisor de la banca en el documento.
Por su parte, la demanda de crédito, que también se mantuvo estable entre abril y junio, se incrementará en todas las modalidades de préstamos en el tercer trimestre del año si se cumplen las previsiones de la banca española.
En el conjunto de la zona euro, la encuesta elaborada por el Banco de España aprecia que los criterios de concesión de prestamos a empresas e hipotecas se relajaron ligeramente, manteniéndose "prácticamente sin variaciones" en los destinados a las familias para consumo y otros fines. En la eurozona, de petición de fondos también creció en el segundo trimestre.
MEJORA EN EL ACCESO A LOS MERCADOS
Asimismo, tanto las entidades españolas como las del área del euro percibieron, en general, una estabilidad o mejoría de las condiciones de acceso a los mercados mayoristas, mientras que en los mercados minoristas domésticos señalaron un ligero empeoramiento, que no se observó para el conjunto de la unión monetaria.
En cuanto a las medidas regulatorias y supervisoras, estas habrían favorecido, en ambas áreas, un cierto aumento de los activos totales de las entidades y de sus niveles de capital, según el documento elaborado por el organismo que gobierna Luis María Linde.
Por último, las operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico (TLTRO) del Banco Central Europeo (BCE) habrían contribuido, tanto en España como en la zona euro, a una mejoría de la situación financiera de las entidades, a una cierta relajación de los criterios de aprobación de préstamos y a una suavización de las condiciones aplicadas.