Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los españoles, los europeos menos preocupados por los efectos económicos de un suceso geopolítico inesperado

Solo un 10% de los inversores españoles se muestra preocupado por los efectos de un suceso geopolítico inesperado, lo que los convierte en los europeos que menos importancia le dan a este tipo de acontecimientos, según un estudio de J.P. Morgan Banca Privada.
El informe pone de manifiesto que el surgimiento de partidos políticos radicales durante el año pasado supone "la principal amenaza" para los mercados financieros en 2016. Así, un tercio de los inversores (34%) señala que un suceso geopolítico no esperado representa el mayor riesgo.
En Europa, concretamente, la atención se centra en el Brexit y en las elecciones que se celebrarán en España el 26 de junio, pero son los españoles los inversores menos preocupados por esta situación, frente a los alemanes, donde más de la mitad de los inversores "sienten la amenaza".
También se mantienen los temores respecto a la economía china, de la que un 30% de los encuestados prevé "un aterrizaje brusco" este año. La caída de los precios es otro de los aspectos que preocupan a los inversores (23%).
Por otra parte, un 37% de los inversores se ha mostrado optimista ante una posible subida de tipos de interés en EE.UU., esperando que alcancen un nivel entre el 1% y el 1,5%.
Sin embargo, se mantiene la cautela entre cerca de un 59% de los encuestados, que creen que los tipos continuarán por debajo del 1% este año.
Por activos, el capital riesgo se coloca este año como favorito entre el 33% de los inversores, seguido de la renta variable (28%), los hedge funds (16%) y las materias primas (14%). También consideran que los activos europeos tendrán una mejor evolución que los de otras regiones, aunque apuntan que los americanos seguirán liderando el mercado.
Finalmente, el 56% de los encuestado apuesta por que los precios del petróleo se mantendrán entre los 30 y los 40 dólares el barril hasta finales de 2016, mientras que un 26% es más optimista y lo sitúa entre los 40 y los 50 dólares por barril.