Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exgerente del PP de Madrid acusa a la prensa de crear una "infundada alarma social" con las tarjetas black

Se pregunta "cómo iba a imaginarse" estar delinquiendo y destaca que es "kafkiano" porque Caja Madrid tenía toda la información de las 'visas'
El exgerente del Partido Popular (PP) de Madrid, Beltrán Gutiérrez, ha aprovechado su escrito de defensa para acusar a los medios de comunicación de crear una "infundada alarma social" y conculcar el derecho a la intimidad de los representantes de Caja Madrid que disponían de 'tarjeta black'.
Así se expresa en el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que su defensa reclama su absolución y pone de manifiesto que Caja Madrid "jamás" ha alegado sufrir perjuicio alguno por la utilización de las 'visas', dándose la "kafkiana circunstancia de que era la titular de la tarjeta y recibía todos los meses la información de donde se gastaba".
Gutiérrez, investigado también en la trama 'Púnica', critica que la Fundación Especial Caja Madrid o Bankia no hayan aportado los comprobantes originales de los gastos y la causa se base en un "listado de gastos excel, cuya cadena de custodia es más que dudosa por los complejos sistemas de implementación informática, tras la cesión del negocio bancario de Caja Madrid a Bankia".
Por ello, impugna dichos listados al entender que se trata de una prueba obtenida por medios "ilícitos" y asimila su remuneración a la percibida por los cargos del Congreso de los Diputados. Además, dice "no saber cómo Caja Madrid no pudiese tener los nombres y apareciesen los listados individuales de los cargos en las tarjetas con luz y taquígrafos en prensa, conculcándose el derecho a la intimidad de las personas".
INSPECTORES DEL BANCO DE ESPAÑA ¡¡¡DESDE 1988 A 2012!!!
Gutiérrez, que entró en 1997 a formar parte de la Comisión de Control, mantiene que actuó con "pleno" conocimiento de su legalidad y que nunca le reclamaron ni la caja de ahorros, ni la Agencia Tributaria ni tampoco el Banco de España, cuyos inspectores tenían acceso a la documentación de forma permanente "¡¡¡desde 1988 a 2012!!!". "¿Cómo podría imaginar siquiera que su actuación con la tarjeta podría ser constitutiva de una eventual infracción penal?", se pregunta.
Pone de relieve que la existencia de las tarjetas era "pública y notoria" para la prensa y denuncia que esta haya repetido, a su juicio, un "mantra" que ha llevado a la "confusión" a la opinión pública, que ha creído que Bankia era la "sucesora" de Caja Madrid.
Finalmente, rechaza que sea tenida en cuenta la declaración "con finalidad ejemplar" del consejero delegado de Bankia Francisco Verdú puesto que no formó parte de la caja madrileña y solicita que testifique durante el juicio.