Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los expertos auguran fusiones entre los 'servicers' inmobiliarios para reducir costes

Los 'servicers' inmobiliarios surgidos de las entidades financieras catalanas están impulsando las promociones de viviendas aprovechando la recuperación del sector en las zonas con demanda, y también crecen en alquiler. Los expertos vaticinan fusiones entre estas entidades en los próximos años al objeto de reducir costes.
Servihabitat, propiedad del fondo TPG en un 51% y de CaixaBank en un 49%, gestiona actualmente 51.000 millones en activos de entidades financieras, la Sareb, fondos de inversión, sociedades patrimoniales y grandes propietarios, con lo que se sitúa a la cabeza del sector español de 'servicers'.
Del total, 21.000 millones corresponden a activos financieros y 30.000 a activos inmobiliarios, y tiene 59 promociones en estudio y en curso con más de 2.500 viviendas, así como 38.000 contratos activos de alquiler.
El director ejecutivo de negocio inmobiliario de Servihabitat, Juan Carlos Álvarez, ha explicado a Europa Press que en los últimos tres años ya han realizado 18 promociones con 707 viviendas.
Además acaban una media de 15.000 viviendas anuales de promotores que dejaron proyectos sin finalizar, ya que la práctica mayoría de activos financieros que gestionan corresponden a promotores que quebraron, siendo las hipotecas de particulares muy minoritarias.
Mientras que al principio de la crisis lo más habitual era acudir a procesos judiciales y dación en pago para gestionar los activos financieros inmobiliarios, ahora la estrategia es hacer atractivos los activos inmobiliarios aportados como garantía para venderlos al mejor precio posible, ha indicado el director de Activos Financieros, Agustín Melchor.
Solvia, la filial inmobiliaria de Banco Sabadell, también ha ganado mucho peso entre los 'servicers' multicliente, aunque sus dos grandes clientes son el banco presidido por Josep Oliu y la Sareb.
Gestiona más de 28.000 millones de euros en activos, de los que más de 5.300 son activos financieros, y también gestiona suelos en desarrollo valorados en 4.200 millones, así como más de 10.000 alquileres (valorados en más de 2.500 millones).
En el ámbito de la promoción, desde 2011 ha desarrollado más de 3.400 viviendas, y actualmente tiene 34.426 inmuebles en venta, incluyendo viviendas (13.634), aparcamientos, trasteros, locales, oficinas, naves, parcelas y otros, como amarres o edificios en construcción.
Cuenta con 23 promociones de obra nueva en curso --21 que desarrolla para sus clientes y dos que únicamente comercializa-- que suponen más de 1.100 viviendas, principalmente en el área de Barcelona y Madrid, Levante y Andalucía.
ALQUILER MASIVO COMO NEGOCIO
Mientras Servihabitat y Solvia no poseen ningún activo, sino que los gestionan para sus clientes, Anticipa Real Estate (propiedad del fondo Blackstone y nacida con 40.000 hipotecas de CatalunyaCaixa) se ha especializado en comprar hipotecas e inmuebles para focalizarse en el negocio de viviendas en alquiler.
Así, su estrategia es de gestión a largo plazo, no de liquidación de activos, y en 2015 adquirió carteras de crédito promotor a CaixaBank y la Sareb por unos 1.000 millones y 5.000 viviendas en total; también acordó adquirir 4.500 pisos de Banco Sabadell --3.000 ya alquilados actualmente--.
De la cartera de hipotecas gestionadas, un 25% paga con normalidad mientras que el 75 por ciento restante presenta diversos grados de morosidad. Anticipa prevé aplicar dación en pago en la mayoría de prestamos con dificultad. Hasta la fecha se han firmado un total de 3.000 acuerdos.
Tras la dación en pago, la mayoría de deudores abandonan el piso, pero un 5% se quedan con un alquiler a precio reducido con un contrato de tres años, ha explicado a Europa Press el consejero delegado de Anticipa, Eduard Mendiluce.
FUTURO DEL SECTOR
Los expertos auguran fusiones entre 'servicers' en los próximos años, conforme los bancos se van desvinculando de estas empresas y los nuevos inversores buscan economías de escala con las que reducir costes, según el Club Inmobiliario Esade Alumni.
Uno de los primeros ejemplos ha sido el de la empresa noruega especializada en gestionar créditos fallidos y recobro Lindorff, que se ha hecho con Aktua, la empresa de servicios inmobiliarios del antiguo Banesto: "Veremos más operaciones", señalan desde el club.
Además, el distanciamiento de la banca obliga a estas empresas a buscar nuevos clientes y a elegir entre ofrecer servicios inmobiliarios completos para terceros o convertirse en empresas inmobiliarias.
Desde el club de Esade Alumni prevén que los grandes bancos vendan sus 'servicers', y que a largo plazo queden cuatro operadores en España tras un proceso de concentración: Servihabitat y Solvia como empresas de servicios inmobiliarios integrales y Neinor Homes (del fondo Lone Star) y Anticipa como inmobiliarias, la primera centrada en promoción y la segunda en alquiler.