Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La facturación en la industria cae por primera vez desde 2003

La facturación industrial disminuyó el 2,5 por ciento en 2008, lo que supone la primera caída desde 2003, primer año del que existen datos estadísticos, mientras que las entradas de pedidos bajaron el 4 por ciento, el mayor descenso de toda la serie histórica.
Además, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la caída de la facturación fue mucho más intensa en diciembre cuando se redujo el 18 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior, el segundo mayor descenso después del de noviembre, cuando lo hizo el 21,7 por ciento.
Por destino económico de los bienes, las cifras de negocio en la industria en 2008 cayeron principalmente por la menor facturación en la energía, que se redujo el 14,1 por ciento; de los bienes intermedios, el 6,8 por ciento; y de los de equipo, del 5,1 por ciento.
En el caso de los bienes de consumo, la facturación cayó el 0,7 por ciento en tasa anual (el 13,7 por ciento la de los duraderos y el 1,4 por ciento la de los duraderos).
En cuanto a los pedidos efectuados por la industria, que cayeron el 4 por ciento en el conjunto del año, el descenso más acusado fue del de los bienes de equipo, con el 11,8 por ciento, seguido del retroceso del 7 por ciento de los pedidos de bienes intermedios.
A continuación se situaron los de consumo, donde la bajada fue del 0,1 por ciento, resultado de una caída del 12,4 por ciento en los duraderos y un aumento del 1,8 por ciento de los no duraderos.
Los pedidos relacionados con el sector de la energía aumentaron el 14,6 por ciento.
Sólo en diciembre, la facturación cayó el 18 por ciento mientras que la entrada de pedidos lo hizo el 25,1 por ciento, en comparación con el mismo mes de 2007.
Así, las tasas de variación en la cifra de negocio disminuyeron el 42,6 por ciento en el caso de la energía, el 24,9 por ciento en los bienes intermedios y el 14,1 por ciento en los de equipo.
La facturación de los bienes de consumo disminuyó el 3,5 por ciento (26,5% en los duraderos y el 0,2% en los no duraderos).
Si se desglosa la entrada de pedidos por destino económico de los bienes, en diciembre bajaron el 42,6 por ciento los de la energía, el 39,9 por ciento los de los bienes de equipo y el 27,4 por ciento los de los intermedios.
Asimismo, los pedidos de bienes de consumo cayeron el 1,7 por ciento en diciembre debido a un caída del 29,1 por ciento de los duraderos y al aumento del 2,4 por ciento de los no duraderos.