Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 63% de los financiadores tiene objetivos de financiación de adquisiciones más altos que en 2015

El 63% de los financiadores dispone de objetivos de financiación de adquisiciones más altos este año que para 2015, por lo que es buen momento para los prestatarios, según concluye el Informe de 2016 sobre la Financiación de Adquisiciones en Europa realizado por DLA Piper.
De acuerdo con el informe, los prestamistas son optimistas y el mercado se ve impulsado por el interés en las operaciones de compra de activos y la necesidad de financiar dichas compras.
La mayoría de los encuestados opina que posiblemente cambiarán sus hábitos en cuanto al otorgamiento de financiación y el 85% piensa que los fondos de financiación alternativa buscarán invertir en operaciones de mayor volumen durante el año que viene.
Dos tercios de los preguntados esperan un incremento en la capacidad de suscripción este año. Según concluye el estudio, los fondos de financiación alternativa son una parte cada vez más importante del mercado, aunque es posible que se sobreestime la amenaza que representan para los bancos.
La opinión común entre los encuestados es que en 2016 las estructuras exclusivamente senior serán las más habituales en el 'mid-market' en Europa y únicamente el 17% espera que las estructuras de financiación de adquisición no bancaria más comunes este año sean los 'high yield bonds', que son la tercera estructura más prevista, por detrás de las 'unitranche' (50%) y 'mezzanine' (17%).
De acuerdo con el estudio, mientras que la liquidez fue buena en la primera mitad de 2015, el limitado flujo de adquisiciones apalancadas mantuvo baja la emisión de bonos high yield, como pasó con la salud del mercado de capitales, lo que supuso que muchas operaciones 'dual-track' acabaran estructurándose con salidas a Bolsa en lugar de mediante emisiones de bonos.
El socio del área de Bancario y Financiero de DLA Piper, César Herrero, ha afirmado que esperaba que 2015 fuera un año de mucha actividad en España, "como así ha sido".
Según ha observado, debido a una mayor liquidez y confianza económica, ha aumentado el volumen de operaciones y la mayoría de las financiaciones se han estructurado mediante deuda senior exclusivamente, con tramos de refinanciación y de financiación de adquisición y, en algunos casos, con tramos de financiación de circulante y capex.
"Los financiadores alternativos se enfrentan al reto de ser tan activos en España como lo son en otros países europeos, en un momento en que los bancos han incrementado sustancialmente sus objetivos de financiación", ha señalado Herrero, que ha añadido que se empieza a ver interés en financiar operaciones de adquisición mediante bonos.