Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gasto en prestaciones por el paro crece el 62,8% en enero hasta 2.503 millones

El gasto en prestaciones por desempleo ascendió a 2.503 millones de euros en enero de 2009, lo que supone un aumento del 62,8 por ciento con respecto al mismo mes de 2008, según el Ministerio de Trabajo e Inmigración.
A final de dicho mes había 2.435.894 beneficiaros de prestaciones por desempleo, el 51,5 por ciento más que un año antes.
El gasto medio mensual por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social y sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura fue de 1.068,2 euros, un aumento de 46,8 euros (el 4,6 por ciento) con respecto al mismo mes del año pasado.
La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario fue de 833,2 euros en enero, 43,9 euros más que en el mismo mes de 2008 (un aumento del 5,6 por ciento).
En enero se solicitaron 677.664 prestaciones por desempleo, el 42,7 por ciento más que en el mismo mes de 2008 y se tramitaron 639.003 altas, un aumento del 35,4 por ciento.
El tiempo medio empleado para el reconocimiento de una prestación fue de ocho días, cinco menos que en enero de un año antes.
Los perceptores extranjeros en enero fueron 330.580, lo que supone el 104,2 por ciento más que el año anterior. Este aumento fue del 128,4 por ciento en el caso de los procedentes de países comunitarios.
Los extranjeros representaron el 13,57 por ciento del total de los beneficiarios de prestaciones por desempleo.
Por otra parte, los perceptores extranjeros suponen el 73,54 por ciento del total de demandantes de empleo extranjeros.
El gasto de las prestaciones de los extranjeros, que supone el 12,1 por ciento del total, ascendió a 303,8 millones de euros, un 114,6 por ciento más con respecto a enero de 2008.