Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Linde no ve riesgo de deflación pero advierte de "una inflación muy baja mucho tiempo"

José María Linde, gobernador del Banco de EspañaEFE

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, no cree que realmente exista un riesgo de que España caiga en deflación, pero sí de que el país quede "anclado en un nivel de inflación muy bajo, cercano al cero, durante mucho tiempo", aunque confía en que la evolución reciente del tipo de cambio del euro con respecto al dólar y los anuncios de reforma en algunos países de la Eurozona evitarán esa posibilidad. Linde también prevé que la creación de empleo continuará en el año 2015, aunque a ritmos "quizás más atenuados" que los que se han conseguido en este ejercicio.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, Linde ha reconocido que los principales riesgos que pueden dificultar la consolidación de la recuperación económica en España son tanto la ralentización de ciertos países europeos como la baja inflación. "Con todo, esperamos que a finales de año la tasa de inflación pueda retornar a valores que, aunque muy bajos, sean positivos", ha precisado.
Durante el turno de réplica a los grupos parlamentarios, ha insistido en que "aunque todos los países tienden a estar más preocupados por la inflación alta que por la baja, la verdad es que en estos momentos el peligro es estar en el 0%" de variación de precios.
"Pero yo no creo que de verdad exista riesgo de deflación, aunque sí existe un obvio riesgo de mantener una inflación muy baja, cercana al 0%, por mucho tiempo. Y eso no es bueno desde ningún punto de vista para nuestro crecimiento y para la sostenibilidad de las finanzas públicas", ha insistido.
CONFIAR EN ESTADOS UNIDOS
En cualquier caso, un dato "bastante esperanzador" en este sentido es la depreciación de más del 10% del euro con respecto al dólar en el último año, algo "positivo" para las perspectivas de la economía europea.
De hecho, Linde confía en que la "consolidación de la recuperación" de la economía estadounidense a la que "parecen indicar los datos" contribuirá a la recuperación también en Europa, lo mismo que los "anuncios de reforma serios" que se están lanzando desde algunos países de la Eurozona.
Igualmente, apunta que el propio Banco Central Europeo (BCE) tiene "la responsabilidad de valorar esa situación de inflación muy baja durante un tiempo muy prolongado" y de adoptar medidas, y recuerda que el propio presidente de la institución, Mario Draghi, "ha dejado claro que se verá el impacto de las medidas tomadas hasta ahora y que, si no son suficientes, habrá medidas adicionales", incluyendo la posibilidad de comprar deuda pública como sí han hecho la Reserva Federal (FED) o el Banco de Inglaterra.
"De forma que estamos a la espera de ver el resultado de las medidas ya adoptadas", ha concluido Linde, recordando en este sentido que el banco de Fráncfort ha aprobado en los últimos meses un plan de financiación a largo plazo "orientado a dar más crédito a empresas y familias" y la compra de titulizaciones y bonos.
En este sentido, el gobernador ha reconocido que la cifra oficial de recurso a esta nueva financiación por parte de las entidades financieras ha sido "algo inferior a lo previsto" en la tanda de septiembre, aunque la ventanilla se volverá a abrir en diciembre; y ha precisado que hacia el mes de noviembre se podrá poner en marcha el programa de compra de activos, que "no es tan fácil" porque plantea "complicaciones técnicas de implementación".
Creación de puestos de trabajo
Durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, el gobernador ha destacado que la economía española ha "afianzado su dinamismo" a lo largo de los últimos meses, una tendencia que debería "prolongarse en lo que resta de año" según los datos más recientes, si bien "a un ritmo más pausado".
De este modo, la tasa de variación interanual del PIB se aproximará al 2% en el último trimestre de 2014, que es la tasa de crecimiento que podría alcanzar, de media, la economía española también el año próximo. Ésa es precisamente la previsión que el Gobierno ha incluido en el cuadro macroeconómico que acompaña a los Presupuestos.
Junto a ello, Linde ha constatado que el ritmo de crecimiento del empleo hasta junio "superó las previsiones", y ha asegurado que las proyecciones a futuro "apuntan a la prolongación de esta senda de creación de puestos de trabajo y de reducción gradual de la tasa de paro, si bien a ritmos quizá más atenuados".