Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las grandes empresas piden a Europa que haga más por la recuperación económica

Los responsables de algunas de las grandes empresas del mundo han reclamado a Europa durante su participación en el Foro de Davos que haga más por la recuperación económica, ya que aunque el Viejo Continente se encuentra en el camino de la recuperación, el crecimiento es demasiado tibio para generar puestos de trabajo.
Cuatro líderes empresariales y un economista estadounidense han destacado en un panel de la reunión anual del Foro Económico Mundial que, aunque las primas de riesgo han bajado, las bolsas han subido y la posibilidad de una ruptura ha disminuido, la recuperación económica no es algo por lo que sentirse totalmente satisfechos.
El presidente del consejo de administración del banco suizo UBS y ex presidente del Bundesbank, Axel A. Weber, destacó que el crecimiento en los países más importantes es "mediocre y demasiado unilateral". "Las cosas parecen estar mejor en Europa, pero los políticos no deberían ser complacientes", advierte.
En concreto, apuntó a dos eventos que podrían generar nuevos riesgos este año: una mayor presencia de los euroescepticos en el Parlamento Europeo tras las elecciones y las pruebas de resistencia a los bancos.
El profesor de Economía de la Universidad de Harvard Kenneth Rogoff subrayó que Europa está ahora en una posición "mucho más estable, lo que no es un logro pequeño", pero afirmó que las cifras de empleo juvenil son "horribles".
Por su parte, el consejero delegado de Accenture, Pierre Nanterme, y el consejero delegado de WPP, Martin Sorrell, señalaron que esperan que sus negocios se comporten mucho mejor este año, aunque aún se enfrentan a obstáculos. "Preguntamos a 80 de nuestros clientes sobre los aspectos que consideran críticos en Europa para su expansión. La respuesta fue la inflexibilidad del mercado laboral", recalcó Sorrell.
EL RIESGO DE UNA GENERACIÓN PERDIDA.
Los cinco participantes en el panel mencionaron la posibilidad de crear una generación perdida de europeos si no se resuelve el problema del desempleo estructural.
El presidente de Eni, Giuseppe Recchi, alertó del riesgo que supone no encontrar un empleo dos o tres años después de acabar los estudios. "Es difícil para una empresa contratar a una persona de 30 años sin experiencia", admitió.
Por este motivo, reclamaron a los líderes europeos que sean más agresivos a la hora de lidiar con la crisis del desempleo con medidas como, entre otras, permitir la movilidad laboral, asegurar que las habilidades enseñadas en la escuela son las que necesitan las empresas e invertir más en educación, tecnología e innovación.
Rogoff incidió en que Europa tiene "enormes ventajas" que no desaparecen de la noche a la mañana, como un alto nivel de educación, un Estado de derecho e innovación tecnológica, especialmente Alemania. Sin embargo, añade que estas ventajas pueden desaparecer si Europa no avanza más rápido en las reformas económicas y empresariales para crear mercados de trabajo flexibles, aumentar la competitividad y mejorar la facilidad y el coste de hacer negocios.