Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los hogares españoles llegarán a pagar casi 440 euros más al año por la subida del IVA

Material escolar, IVA, subidaATLAS
Las familias medias españolas llegarán a pagar 437 euros más al año por la subida de IVA que entra en vigor este sábado 1 de septiembre, según las previsiones de diversos expertos consultados por Europa Press.
A partir de hoy, el tipo general de IVA será del 21% y no del 18%, mientras que el tipo reducido se eleva desde el 8% al 10%. En cambio, el tipo superreducido, el que grava los productos de primera necesidad, se queda en el 4%.
Además de las subidas, el Gobierno ha cambiado algunos productos de grupo, como el material escolar, que pasará de tributar al 4% a hacerlo al 21%. De la misma forma, más de diez productos y servicios como el cine o las peluquerías dejarán el grupo de IVA reducido y empezarán a tributar al 21%, trece puntos más.
Los expertos consultados creen que la subida de IVA traerá un alza de precios que impactará directamente en el bolsillo de las familias españolas, aunque la repercusión final de la medida fiscal dependerá de la naturaleza del núcleo familiar.
Gestha estima que las personas que viven solas tendrán que elevar su presupuesto en unos 160 euros al año, frente a los casi 475 euros que pagarán de más los hogares de dos padres y dos hijos. Un pareja, por su parte, tendrá que afrontar un gasto extra de unos 280 euros al año y si además tiene un hijo menor de 14 años su presupuesto se encarecerá en otros 80 euros.
El cambio tributario aplicado por el Gobierno afecta a las facturas que pagan casi todos los ciudadanos españoles cada mes, como la luz y el teléfono. En concreto, según los análisis de Facua-Consumidores en Acción, el recibo de la luz costará 1,98 euros más a partir de este sábado y escalará hasta los 79,66 euros de media para el usuario medio.
En el caso de los servicios de Internet y telefonía, es difícil estimar el impacto de la subida porque los precios varían dependiendo de los operadores y de los paquetes contratados.
No obstante, si se toma como referencia un paquete de datos de 10 megas y al operador incumbente, el precio de Telefónica antes de la aplicación del nuevo IVA era de 29,30 euros al mes (IVA incluido) con todas las llamadas a fijos nacionales gratis y de 23,48 si el usuario tenía contrato móvil con Movistar. Estos precios subirán más de medio euro con el cambio fiscal y pasarán a rondar los 30,12 euros al mes en el primer caso y los 24 euros al mes en el segundo.
 La luz y el teléfono de Agosto tributarán ya al 21%
Además, la cuota de abono mensual de Telefónica, la que pagan los usuarios por el alquiler de la línea fija y que permanecerá congelada durante todo el año 2012, costaba, hasta ahora, 16,48 euros con el IVA incluido y se encarecerá unos 50 céntimos pasando a costar casi 17 euros.
En el caso de las facturas de luz y teléfono se produce el hecho curioso de que los consumidores sufrirán las subidas en el mismo mes de septiembre, aunque los consumos de las mismas se refieran a meses anteriores como agosto o julio. Así lo establece la nueva normativa, que obliga a aplicar el IVA en vigor en el momento de cobro de la factura.
 El material escolar, el más afectado
El material escolar es uno de los productos más afectados por la subida fiscal (17 puntos). De hecho, las asociaciones estiman que las familias gastarán un 3% más de media en la 'vuelta al cole' este año. Así, los padres que llevan a sus hijos a colegios públicos se gastarán de media 659 euros, mientras que los que los llevan a colegios concertados gastarán unos 1.051 euros y los de los colegios privados unos 1.475 euros de media.
Las asociaciones de familias han pedido a los ciudadanos que hagan las compras antes de la entrada en vigor de la medida fiscal y estiman que un tercio de las mismas no podrá hacer frente al incremento de precios.
El cine y los espectáculos son otros de los grandes afectados, ya que pasarán de tributar al 8% a hacerlo al 21%. De hecho, la entrada de cine costaba 6,52 euros de media en España a cierre de 2011 con IVA incluido. Con el cambio fiscal, se encarecerá casi un euro y rondará los 7,30 euros de media en España.
Por otro lado, el cambio fiscal encarecerá hasta 3,6 céntimos el precio del litro de la gasolina y el gasóleo, tal y como estimó la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos en función de los precios de julio. Si se aplica esta misma cifra a las cifras de agosto, el litro de la gasolina se situará por encima de 1,6 euros a partir de este sábado y por encima de 1,5 euros el del gasóleo.
650 euros más en los coches
En el mercado del automóvil, el cambio fiscal supondrá un encarecimiento de 650 euros de media en los coches y restará 25.000 unidades a las ventas hasta finales de año, según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).
Además, los coches reservados en agosto y entregados en septiembre tributarán con dos tipos de IVA. Así, los anticipos entregados por los clientes en un concesionario hasta ayer tributarán al 18, mientras que el importe pendiente de abonar tributará al 21%.
El sector del fitness, por su parte, se ha mostrado muy preocupado por el incremento del IVA en los gimnasios, que pasarán del 8% al 21%. De hecho, la organización internacional de clubes deportivos IHRSA recuerda que la subida del impuesto del 5% al 23% en Portugal provocó que 100.000 personas abandonaran los centros deportivos y colocó al país en el último puesto de la UE en tasa de penetración de mercado.
Lo mismo ocurre con los peluqueros, que también pasarán de tributar al 8% a hacerlo al 21% y advierten de que la subida puede destruir unos 40.000 empleos en dos años, tal y como ocurrió en Portugal, donde se cerraron el 30% de los establecimientos. De hecho, las principales asociaciones y gremios del sector pedían una moratoria de un año para aplicar la subida.