Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los impagos empresariales crecen un 22% en el tercer trimestre de 2011

Los niveles medios de impago soportados por las empresas españolas se incrementaron un 22% en el tercer trimestre de 2011 respecto al mismo periodo del año anterior, según el 'Índice Crédito y Caución de Incumplimiento'.
La disminución de la actividad económica y las dificultades de acceso al crédito son las dos principales razones que impulsan el primer crecimiento de los niveles de impago tras siete trimestres de mejora encadenada.
El índice de impagos alcanzó su máxima tasa de crecimiento el cuarto trimestre de 2008. Un año después, el cuarto trimestre de 2009, se produjo la primera caída desde el cambio de entorno económico.
La evolución de los impagos está condicionada por la debilidad del consumo interno, que sigue contrayéndose, en un entorno en el que están desapareciendo los incentivos al consumo.
El objetivo prioritario de las empresas es la búsqueda de clientes solventes, especialmente en los mercados exteriores con mejor comportamiento que el español, que les permitan incrementar sus niveles de actividad.
Sin embargo, esta dinamización de las exportaciones españolas, que crecieron un 18% en lo que va de 2011, comienza a verse presionada por un ajuste del crecimiento en mercados clave como Alemania o Francia.
El agravamiento de la escasez de crédito financiero también afecta a los niveles de liquidez de las empresas. En el actual entorno, la banca está siendo muy reacia a ofrecer crédito sin garantías de gran solvencia que la gran mayoría de empresas, especialmente las pymes y los autónomos, no son capaces de otorgar en estos momentos, explica el informe.
En agosto, el crédito nuevo concedido a empresas alcanzó los 33.600 millones de euros, un 13% menos que en 2010. El reciente debate abierto por parte del Banco Central Europeo (BCE) sobre las necesidades de recapitalización del sector no augura cambios en los niveles de acceso a la financiación bancaria.
La directora comercial de Crédito y Caución, Marta Nodal, explicó que "la ligera tendencia al alza de los impagos se mantendrá en los próximos trimestres", ya que se las empresas se desenvuelven en "un entorno de negocio extremadamente complejo".