Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La incertidumbre política pasa factura a las previsiones de creación de empleo de los autónomos, según ATA

Tres de cada cuatro autónomos prevé que la economía mejore este año, proporción que no se observaba desde antes de la crisis
Tres de cada cuatro autónomos, en concreto el 74,1%, piensa que la situación económica mejorará en 2016, pero la incertidumbre política se ha dejado notar en sus expectativas de generación de empleo, pues ha aumentado y mucho el porcentaje de autónomos que no sabe si realizará contratos este año ni de qué tipo, según el barómetro de diciembre realizado por la organización de autónomos ATA.
En concreto, el estudio, realizado entre más de un millar de autónomos, refleja que el 34,1% de los autónomos prevé contratar personal este año, frente al 44,2% que no tiene previsto hacerlo y el 21,7% que "no sabe o no contesta".
A ATA le llama especialmente la atención este último porcentaje, pues hace un año era del 0%, lo que demuestra, a su juicio, que la incertidumbre ante la situación política en España está afectando a las previsiones de contratación del colectivo de autónomos.
Lo mismo sucede con el tipo de contratación que se pretende realizar. El 12,4% de los autónomos que sí prevé realizar contratos este año afirma que efectuará contratos fijos, pero un elevado 34,9% no sabe qué clase de contrato realizará y estará pendiente de las políticas de empleo que se apliquen en los próximos meses.
"Los autónomos estamos pidiendo estabilidad política. La sociedad española se ha decantado por que haya pactos, acuerdos y lo que no entiendo es que la clase política no pueda entenderse. (...) Sobran 'hooligans' de los partidos y falta gente de Estado con capacidad de acordar y consensuar", ha señalado el presidente de ATA, Lorenzo Amor, al ser preguntado por la situación política.
Amor asegura "no entender" por qué los políticos no son capaces de reeditar los Pactos de La Moncloa de 1978, pues ahora lo que toca es anteponer el interés general por encima del propio. "Yo no veo mal que haya un acuerdo de investidura entre todos, porque ir a otras elecciones significaría el fracaso colectivo de la política", ha advertido el presidente de ATA.
De dicha estabilidad, ha apuntado, dependerá o no que se cumplan las previsiones económicas. ATA calcula que el PIB crecerá este año cerca de un 2,8% y que se crearán medio millón de empleos, 70.000 de ellos autónomos.
"LOS AUTÓNOMOS SE APUNTAN A LA RECUPERACIÓN".
Dejando a un lado cómo afecta la incertidumbre política a las decisiones de contratación de los autónomos, el barómetro refleja que el 74,1% de los encuestados piensa que la economía mejorará en 2016.
En este sentido, el presidente de ATA ha destacado que los autónomos "se apuntan este año a la recuperación", pues sólo uno de cuatro cree que la economía española irá a peor en el presente ejercicio. "Esto ya nos sitúa en niveles precrisis, pues en 2007 también el 25% de los autónomos pensaba que el panorama económico iba a ser más negro", ha indicado Amor.
En cuanto a cómo evolucionará el paro este año, el 20% de los autónomos piensa que aumentará, frente al 56% que opina que se mantendrá igual o en línea descendente, porcentajes que hace un año eran del 15% y del 55%, respectivamente. También se ha incrementado respecto al barómetro de diciembre de 2014 la proporción de trabajadores que cree que la economía mejorará: de dos de cada tres que pensaban que esto iba a suceder a lo largo de 2015 se ha pasado a tres de cada cuatro en 2016.
El barómetro de ATA muestra además que ha mejorado la situación del crédito y se ha reducido la morosidad. En concreto, aunque sólo uno de cada tres autónomos solicitó en 2015 un crédito a una entidad financiera, casi un 60% lo recibió y a apenas un 35% se le denegó. En cuanto a la morosidad, se ha reducido seis puntos, hasta afectar al 43,4% de los autónomos (1,4 millones), porcentaje que, aún así, sigue siendo muy elevado para ATA.
El 42,9% de los autónomos asegura que cobra en un plazo de entre 60 y 90 días y todavía el 25% tarda en cobrar más de 180 días, situándose en el 7,5% el porcentaje de autónomos que no cobra hasta pasados 361 días.
Preguntados por si estarían de acuerdo en asimilar la base de cotización al rendimiento neto de su actividad, dos de cada tres lo aceptarían, frente al 24,1% que se muestra contrario a esta medida. Eso sí, la mayoría de los autónomos asegura preferir una rebaja de impuestos, ya sea de IRPF, IVA o Sociedades, a una rebaja de cotizaciones.