Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La industria de alimentación y bebidas facturó 94.935 millones en 2015, impulsada por las exportaciones

La carne de porcino, el vino de uvas frescas y el aceite de oliva, los productos más exportados
El sector de la alimentación y bebidas se consolida como primer sector industrial de España con una facturación de 94.935 millones de en 2015, logrando su máximo histórico tras crecer el 1,6%, e impulsado por el crecimiento del 6% de las exportaciones, según los datos del Informe Económico Anual realizado por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB).
El director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, ha recalcado que la demanda interna es débil, algo que está afectando al consumo, pero que se está contrarrestando con el buen comportamiento de las exportaciones de la industria, que se sitúan ya en los 25.422 millones de euros, un 6,1% por encima del año anterior.
"Las exportaciones son el gran eje de crecimiento del sector y desde 2000 a 2016 se ha triplicado el valor de las ventas al exterior. Son datos espectaculares y que muestran el trabajo excepcional que se está realizando", ha recalcado, al tiempo que ha recordado que la industria es sexta en el ranking exportador de la Unión Europea y décima a nivel mundial.
La industria confirma por octavo año consecutivo una balanza comercial positiva con un superávit de 5.991 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,2% respecto a 2014. Además, el peso en la facturación de las exportaciones de España está en niveles similares a Francia e Italia, por encima del 18%, según Eurodatacomex.
García de Quevedo se ha congratulado de que crece el número de empresas que exportan de forma regular. Así, de las 28.185 firmas que conforman el sector, un total de 12.697 exportan de forma activa, el 2,1% más. "La labor de la industria de la alimentación y bebidas está siendo eje del crecimiento de la economía española", ha señalado.
Los principales mercados de destino de las exportaciones españolas son la Unión Europea (68,7%), liderada por Francia, Italia, Portugal, Reino Unido y Alemania, así como Estados Unidos (5,1%), China y Hong Kong (3,6%) y Japón (2,4%).
Los productos más exportados son la carne, que supone el 14,2% del total, y los productos de pescado el 9,2%, siendo el pescado (congelado, fresco y refrigerado) el de mas peso (4,6%). Los tres productos espanoles mas demandados en el mercado exterior son la carne de porcino (10,6%), el vino de uvas frescas (10,5%) y el aceite de oliva y sus fracciones (10,4%).
POTENTE GENERADOR DE EMPLEO
Por otro lado, la industria de la alimentación y bebidas se está confirmando como un "potente generador de empleo y riqueza", ya que cuenta con 469.018 empleos directos, supone el 21% de la industria manufacturera del país. Además, el sector encadena 29 meses consecutivos con tasas positivas de afiliación a la Seguridad Social.
Por catalogación del empleo por sexo y edades, del total un 14% son jóvenes menores de 30 años, mientras que el 36% del sector es empleo femenino.
Las empresas del sector apuestan por invertir en I+D+i, tras cerrar 2015 con 578 millones de euros en este apartado, los que supone un incremento del 3,5% respecto a 2014.
El director general de FIAB ha subrayado que las cifras de la industria muestran un incremento del valor añadido bruto (VAB) del sector, tanto en la economía como en las manufacturas, alcanzando en este último caso el máximo histórico del 22,3%.
García de Quevedo ha recordado que la industria de la alimentación es un "potente generador de empleo y riqueza". "Damos estabilidad al país y vertebramos al territorio. Queremos ser la locomotora de la economía, del empleo y de la imagen de España", ha recalcado, sobre la importancia del sector como palanca de crecimiento de la economía española.