Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La industria alimentaria elevará su tasa de ocupación en un 2,2% en el tercer trimestre

La industria de la alimentación y bebidas prevé incrementar su tasa de ocupación en un 2,2% en el tercer trimestre del año respecto al trimestre anterior, lo que permitirá superar el comportamiento negativo producio durante los primeros seis meses del ejercicio.
Así se desprende de la segunda oleada del Barómetro del sector de la alimentación y bebidas, elaborado por la patronal FIAB con el patrocinio de La Caixa.
Según las predicciones realizadas por los economistas de FIAB, en términos interanuales y bajo el escenario más probable, la tasa de ocupación en el tercer trimestre será del +1,26% respecto al dato de ese mismo trimestre en 2011.
Bajo el escenario más pesimista se observaría un descenso del 3,60%, mientras que en el escenario optimista se experimentaría una expansión de 1,75%.
Aun así, según el barometro, las perspectivas de contracción de la economía sugieren un deterioro adicional del mercado de trabajo durante el último trimestre del año, lo que puede traducirse en un leve descenso del empleo en el sector (-0,54%), pero muy inferior al descenso interanual del 4,6% pronosticado para la ocupación en la economía española.
Por lo tanto, la industria de la alimentación y bebidas consolida su papel como sector impulsor de empleo, al presentar una menor variabilidad y comportarse relativamente mejor en términos de creación o mantenimiento de puestos de trabajo, a pesar de las difíciles circunstancias, subraya la patronal.
Según el director general de FIAB, Horacio González Alemán, el reciente anuncio del Gobierno de subir el IVA tendrá un efecto "negativo" sobre el consumo y por lo tanto sobre el desempeño del sector, que ya se había resentido en el segundo trimestre del año.
"Por ello, en estos momentos la única tabla de salvación que nos queda son las exportaciones, que cada vez tienen una mayor importancia para salvaguardar los resultados y el empleo en el sector", ha subrayado, al tiempo que ha resaltado que España debe hacer un esfuerzo para incrementar el gasto alimentario de los más de 50 millones de turistas que visitan el país en un intento de compensar, junto con las exportaciones, la debilidad de la demanda interna.
MÁS DE 21.500 MILLONES EN EXPORTACIONES.
Según el barómetro, el negocio en el exterior destaca por sus resultados positivos mes tras mes, una evolución que de continuar así permitirá cerrar 2012 con una cifra de negocio de 21.503 millones de euros, lo que supondría el 9,2% del total de las exportaciones de la industria española.
"En los cinco primeros meses de 2012 nos hemos convertido en uno de los sectores exportadores con mejor evolución de la economía española gracias a que nuestras exportaciones siguen creciendo a buen ritmo, registrándose un incremento interanual del 10,8% frente a un 3,05% del conjunto de las exportaciones españolas", señala González Alemán.
Entre los subsectores más destacados se sitúan el cárnico y las bebidas alcohólicas, que siguen a la cabeza con un volumen de negocio -entre enero y mayo- de 1.562 y 1.309 millones de euros respectivamente.
Por último, atendiendo a las previsiones más probables, el Indice de Producción Industrial (IPI) de fabricación de alimentos registraría un descenso interanual del 1,2%. En el escenario más pesimista la contracción interanual sería del 8,5%, mientras que en el más optimista se observaría un incremento del 4,3%.
En cuanto al comportamiento del IPI de la fabricación de bebidas, bajo el escenario más probable, en septiembre de este año se experimentaría un retroceso del 5,2% respecto al mismo mes del año anterior, mientras que en el escenario pesimista esta contracción interanual alcanzaría el 13% y en el más optimista registraría un descenso del 1%.