Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inflación china se modera en julio a mínimos de 30 meses y abre la puerta a nuevos estímulos

El dato interanual de inflación en China correspondiente a julio experimentó un avance del 1,8%, cuatro décimas menos que el registrado en junio y el más bajo de los últimos 30 meses, según ha informado el Buró Nacional de Estadística chino, lo que abre la posibilidad de que el Banco Popular de China adopte nuevas medidas de estímulo monetario tras las recientes rebajas de los tipos de interés del yuan.
En julio, los precios aumentaron un 1,9% en las ciudades y un 1,5% en las áreas rurales. Los precios de los alimentos subieron un 2,4% interanual, mientras que los de aquellos productos no alimentarios se encarecieron un 1,5%. Asimismo, el coste de los productos de consumo subieron un 1,7%, mientras que los servicios se encarecieron un 2%.
Por otro lado, los precios de producción industrial registraron en julio un retroceso del 2,9%, mientras que en lo que llevamos de 2012, la inflación mayorista refleja un descenso medio del 1%.
A principios de julio, el Banco Popular de China rebajó por segunda vez consecutiva en menos de un mes los tipos de interés establecidos para los préstamos y los depósitos con el fin de estimular el crecimiento de la economía del gigante asiático, que prevé una expansión del 7,5% este año.
En concreto, el Banco Popular de China recortó en veinticinco puntos básicos el interés abonado por los depósitos a doce meses, que pasaron a situarse en el 3%, mientras que en el caso de los préstamos el recorte fue de 31 puntos básicos, quedando así establecidos en el 6%.