Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ingenieros técnicos industriales reivindican su capacidad para inspeccionar edificios

El Presidente del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (Cogiti), José Antonio Galdón Ruiz, se ha mostrado "altamente satisfecho" por la postura de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que autoriza la redacción de informes de evaluación de edificios por parte de los Ingenieros Técnicos Industriales, "frente a las tesis de las diferentes Administraciones públicas y el propio Ministerio de Fomento".
Así lo ha expuesto en un comunicado después de que la Audiencia Nacional haya admitido a trámite un recurso interpuesto por la CNMC contra un decreto de la Generalitat de Catalunya sobre la rehabilitación de edificios.
El decreto catalán 67/2015 para el fomento del deber de conservación, mantenimiento y rehabilitación de los edificios de viviendas señala que, para acreditar el estado del edificio, es preciso un informe firmado por un "técnico competente", y reserva esta actividad a los arquitectos y arquitectos técnicos.
La CNMC considera que ello limita la competencia y el bienestar, y que se debería permitir que muchos otros profesionales capacitados para realizar la Inspección Técnica de Edificios (ITE) pudiesen entrar y competir en la prestación de estos servicios.
Galdón ha explicado que el informe de la CNMC viene a expresar lo que han defendido desde el Consejo General desde el principio, y ha esperado "que se ponga fin a la injusticia que se ha cometido con miles de profesionales".
"Tenemos que ir dejando a un lado los cotos cerrados para determinados profesionales que no estén basados en conocimientos, y apostar por una competencia sana que fomente la competitividad y genere garantías y seguridad a la sociedad", ha sostenido.
Asimismo, ha abogado por que los colegios profesionales confluyan en modelos de habilitación profesional que permitan a las personas "mantener un desarrollo profesional continuo acompañado de una versatilidad y evolución de las atribuciones profesionales".