Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ingresos de Orange en España bajan un 2,4% en 2014

La facturación por servicios móviles continúa con su recuperación y sube un 0,7% en el cuarto trimestre
La operadora francesa de telecomunicaciones Orange alcanzó una cifra de negocio de 4.253 millones de euros al cierre del ejercicio 2015, lo que supone un 2,3% menos que los 4.355 millones de euros que ingresó el año anterior, según informó la compañía en un comunicado.
El consejero delegado del Grupo Orange, Stéphane Richard, destacó que la integración de Jazztel en España ha superado los objetivos marcados y ha permitido a la compañía crear "el operador convergente más dinámico" del mercado.
Orange destaca que en el cuarto trimestre continuó con la mejora de sus datos de facturación, ya que en los tres últimos meses del año descendió un 0,7%, frente a la caída del 1,7% del tercer trimestre y del 3,8% de la primera mitad de 2015.
Esta gradual estabilización de los ingresos refleja la tendencia "favorable" de los servicios móviles, que subieron un 0,7% en el cuarto trimestre después de haber caído un 2,7% en el tercero y un 8,1% en los seis primeros meses del año.
La compañía explica que el impacto del reposicionamiento comercial y tarifario respecto a años anteriores se está reduciendo de forma gradual y remarca en particular que las ofertas de sólo tarjeta SIM representaban a finales de 2015 el 99% de los contratos minoristas y la mejora del ARPU (ingresos medios por usuarios).
A cierre de 2015, Orange contaba con 12,02 millones de clientes de servicios móviles, todo tipo de contratos incluidos, un 7% más que el año anterior. En el caso del 4G, la base de clientes aumentó con fuerza hasta los 5,1 millones a 31 de diciembre de 2015.
Por su parte, los ingresos fijos por servicios fijos subieron un 7,8% en el cuarto trimestre y su base de clientes de banda ancha fija subió un 6,7%, hasta los 3,75 millones. Además, la compañía destaca que la oferta convergente representa ya el 81% de su base de clientes, cuatro puntos porcentuales más que el año anterior.
En esta línea, Orange también incide en el fuerte auge de la fibra óptica, que cerró 2015 con 809.000 suscriptores (3,9 veces más que en 2014) tras aumentar en 246.000 en el cuatro trimestre, así como en el sólido crecimiento de los servicios de televisión, con 306.000 abonados a 31 de diciembre gracias al éxito de las ofertas de contenidos futbolísticos.
DESCENSO DEL EBITDA.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) reformulado de Orange en España alcanzó el año pasado los 1.068 millones de euros, lo que representa un "ligero descenso" del 0,4% respecto a los 1.072 millones de euros del ejercicio precedente, cuando cayó un 7,8%.
La operadora remarca que la significativa reducción de los costes comerciales, relacionados con las compras de equipamiento para los clientes y los costes de distribución, compensaron el descenso de los ingresos y los mayores costes de conectividad y compra de contenido.
En esta línea, añade que en la segunda mitad de 2015 los mayores ingresos y el impacto inicial de las sinergias de su fusión con Jazztel llevaron a un crecimiento del Ebitda reformulado del 6,2% en términos comparables.
Por otro lado, la inversiones de capital (capex) en España subieron un 5,3% en 2015 en términos comparables y el ratio respecto a los ingresos subió hasta el 20,3%, 1,5 puntos porcentuales, debido a las inversiones en fibra. De hecho, a 31 de diciembre 6,8 millones de hogares tenían conexión de fibra.
Asimismo, la inversiones en 4G se mantuvieron elevadas el pasado ejercicio y la cobertura de esta tecnología de telefonía móvil alcanzó el 85% de la población española a 31 de diciembre de 2015.