Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inversión extranjera en Cataluña creció un 58% en 2015 pese al desafío soberanista

Mientras que en la Comunidad de Madrid descendió un 1,2%
La inversión bruta extranjera se incrementó en Cataluña un 57,8% en 2015, hasta los 4.783 millones de euros, lo que supone un 22% del total nacional en un año marcado por el desafío soberanista en la comunidad autónoma.
Así lo reflejan los datos del Registro de Inversiones Exteriores del Ministerio de Economía y Competitividad, que sitúan de esta forma a Cataluña como la principal región receptora de estas inversiones, solo por detrás de Madrid, que acaparó 10.093 millones de euros, el 46,5% del total, pero con un descenso del 1,2%.
Además, este incremento de la inversión extranjera en Cataluña se ha producido pese a que se han duplicado las desinversiones en la región, ya que han pasado de los 302 millones de euros en 2014 a los 603 millones de euros en 2015.
En rueda de prensa, el secretario de Estado de Economía, Jaime García-Legaz, afirmó que el incremento de estas inversiones en Cataluña es un dato "muy positivo". "Nos alegramos", ha dicho, para añadir que "alguien puede tener la tentación" de ver en el incremento de las desinversiones en la comunidad como un efecto de la cuestión independentista.
"Con rigor, hay que leer los datos en conjunto, y cuando se ha producido un incremento fuerte de la inversión neta la lectura tiene que ser mucho más equilibrada", ha añadido. Así, contando con estas desinversiones, la inversión neta en Cataluña habría crecido un 53,1%.
ECONOMÍA VE EN ELLO LA "NULA CREDIBILIDAD" DEL PROCESO.
Por su parte, García-Legaz ha explicado que el hecho de que en Cataluña haya habido un incremento de la inversión extranjera en 2015 "es un dato de confianza que revela la nula credibilidad que tiene el proceso independentista para los extranjeros". "No invertirían si le dieran una probabilidad al proceso", ha remachado.
Con todo, el secretario de Estado de Comercio ha explicado que las cifras de inversión en Cataluña se deben principalmente a que muchas multinacionales extranjeras tienen sede en Barcelona. Esto supone un "efecto sede" que, como en el caso de Madrid, lleva a que se trasladen a Cataluña incrementos de capital y de capacidad productiva que finalmente pasan a reubicarse a otras comunidades autónomas.