Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La firma italiana de moda Prada gana un 7,6% más el primer semestre de su ejercicio fiscal

La firma italiana de moda y complementos Prada obtuvo en el primer semestre de su ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 31 de julio, un beneficio neto de 308,2 millones de euros, lo que supone un 7,6% más en comparación con los 286,4 millones de euros que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior, según informó la compañía en un comunicado.
Los ingresos netos en este periodo ascendieron hasta los 1.728,1 millones de euros, lo que representa un incremento del 11,7% respecto a los 1.547 millones de euros que facturó en los seis primeros meses del ejercicio anterior. A tipos de cambio constantes, el incremento fue del 14,8%.
Por zonas geográficas, las ventas aumentaron especialmente en la zona de Asia Pacífico (17,9%), aunque el crecimiento fue generalizado en todas sus divisiones. Así, en Europa subieron un 5,6%, en América un 13,4% y en Japón un 16,4%.
Entre sus diferentes marcas, Prada registró de nuevo un "sólido crecimiento de dos dígitos" de los ingresos (14,3%), mientras que las ventas de Miu Miu y Church's también aumentaron, un 4,1% y un 5,4%, respectivamente. Por el contrario, la facturación de Car Shoe descendió ligeramente por un peor comportamiento en el sector mayorista.
"Estamos satisfechos con los resultados logrados en la primera mitad de 2013: los ingresos han aumentado en todas las regiones geográficas donde el grupo opera y hemos mejorado más nuestros márgenes operativos", afirmó el consejero delegado de Prada, Patrizio Bertelli.
Bertilli afirmó que su modelo de negocio, centrado en una presencia geográfica global equilibrada y en la fortaleza de sus marcas, ha permitido a la firma hacer frente de forma efectiva a los desafíos que existe en el entorno económico internacional, "que sigue siendo incierto y extremadamente volátil".