Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mitad de los jóvenes tarda más de un año en encontrar su primer trabajo

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2009, el 51,1% de las mujeres y el 48,8% de los hombres tardaron por lo menos un año en encontrar su primer empleo. Eso sí, sólo un 14,7% de los jóvenes, con una tasa de paro que sobrepasa el 40%, trabajó menos de cinco meses.
En este sentido, una de cada cinco personas con edades comprendidas entre los 16 y los 34 años mantuvo su empleo entre uno y dos años, en tanto que una de cada tres los desempeñó durante más de tres años.
Por sexos, el porcentaje de mujeres supera al de los hombres en aquellos trabajos de menos de dos años, situación que se revierte en los empleos con una duración mayor de tres años (34,8% de varones y 31,9% de mujeres).
Además, el informe señala que la mayoría de los jóvenes que encontró trabajo utilizó como principal vía de búsqueda el contacto con familiares y conocidos (47,9%) o bien enviando el currículum directamente a la empresa (19,8%). Sólo un 2% decidió impulsar su propio negocio.
En lo que se refiere al tipo de empleo, el 23,6% de los jóvenes que comenzó a trabajar cuando concluyó sus estudios lo hizo como trabajador de servicios de restauración y vendedores de comercio, un 17,2% como artesanos y empleados de la industria, construcción y minería, y un 15,7% desempeñó la categoría de no cualificado.
En cuanto a la situación profesional, la mayoría (94,8%) trabajaba por cuenta ajena, frente a un 5,2% lo hizo por cuenta propia, mientras que un 86,3% trabajó a jornada completa. EPF