Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los legisladores estadounidenses renuncian a su aumento salarial de 2010 ante la crisis

La presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, habla ante la prensa sobre el plan de estímulo económico de 838.000 millones de dólares, en el Capitolio en Washington, DC (EEUU). EFEtelecinco.es
Los miembros de la Cámara de Representantes Estados Unidos tendrán que renunciar a su aumento salarial de 2010 debido a la crisis económica que vive el país, informó hoy la presidenta de esa rama del Congreso, Nancy Pelosi.
La legisladora demócrata indicó que en una reunión con miembros de su partido se informó de la presentación de un proyecto que congela los actuales salarios.
"He dicho a nuestros colegas que, debido a la situación de la economía y la crisis en que está el país, se pedirá al Comité de Asignaciones que no incluya el ajuste por alza del costo de vida el próximo año", señaló.
El sueldo anual de los legisladores es de entre 174.000 y 223.000 dólares. Esos salarios incluyen un aumento de 5.000 dólares correspondientes a 2009.
Según el demócrata Steny Hoyer, no sería razonable un aumento de salarios en 2010 en momentos de problemas económicos y desempleo.
"Nos encontramos en una situación en la que la comunidad sufre dificultades extraordinarias, la gente pierde su empleo y la economía está bajo presión", indicó.
Fuentes legislativas indicaron que la decisión de los líderes de la Cámara de Representantes se aplicaría sólo a esa institución y que el Senado sí aplicará el aumento a menos que presente un proyecto separado para congelar los salarios de sus miembros.