Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos de los nueve miembros del Banco de Inglaterra apoyaron una subida de los tipos en la reunión de agosto

Dos de los nueve miembros del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) se mostraron a favor en la reunión de agosto de la institución de elevar los tipos de interés, actualmente en el mínimo histórico del 0,5%, algo que no ocurría desde julio de 2011.
Según recogen las actas de la última reunión del Comité de Política Monetaria, Ian McCafferty y Martin Weale votaron en contra de la propuesta del gobernador del BoE, Mark Carney, de mantener los tipos en el 0,5%, donde permanecen desde el 5 de marzo de 2009, y defendieron que deberían elevarse en 25 puntos básicos.
De esta manera, la reunión de agosto es la primera en la que alguno de los miembros reclama una subida de tipos desde julio de 2011, cuando Weale y Spencer Dale apoyaron elevarlos al 0,75%. Además, por primera vez se rompe el consenso en la política monetaria desde que Carney asumió el cargo en julio de 2013.
McCafferty y Weale consideran que las circunstancias económicas son adecuadas para justificar un aumento inmediato de los tipos, ya que el rápido y continuado descenso de desempleo junto con las encuestas que apuntan a un ajuste del mercado laboral hacen prever un repunte del crecimiento de los salarios.
En su opinión, la política monetaria debe adelantarse a las presiones del mercado laboral elevando los tipos en 25 puntos básicos, aumento que garantizaría que sigue siendo "extremadamente acomodaticia" y facilitaría las aspiraciones de la institución de que el aumento sea gradual.
Por otro lado, los nueve miembros del Comité apoyaron mantener sin cambios el plan de compra de activos de la institución, cuyo importe asciende a 375.000 millones de libras (469.890 millones de euros).
Las actas recogen que el Comité mantuvo una conversación "inicial" sobre el "marco operativo apropiado para implementar sus decisiones de política monetaria a medida que la economía comienza a regresar a la normalidad", que se mantendrá en los próximos meses.