Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La morosidad entre empresas representa el 61% del gasto destinado a financiar crédito comercial

El crédito comercial entre empresas ascendió a 325.756 millones de euros en el tercer trimestre de 2013, de los cuales más de 221.140 millones no se abonaron dentro de los plazos legales establecidos, lo que originó un coste de 1.061 millones de euros, el 61% del total del gasto destinado a financiar el crédito comercial (1.750 millones).
Según el Monitor de la Morosidad elaborado por la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) los 325.756 millones de euros de crédito comercial entre empresas registrados en el tercer trimestre de 2013 representan la cifra más baja desde 2008.
En concreto, es una cifra inferior en 8.000 millones a la del trimestre anterior y unos 50.000 millones inferior a la del tercer trimestre de 2012, detalla Cepyme. El crédito comercial entre empresas ascendía a unos 550.000 millones antes de la crisis.
La evolución de la morosidad entre empresas repuntó un 1,3% de julio a septiembre del pasado año, según refleja el Índice Sintético de Morosidad Empresarial (ISME). Esto es debido al incremento del 1,4% del volumen del crédito en situación de mora (no pagado dentro de los plazos legalmente establecidos), explica la Confederación.
Por último el informe destaca que a pesar de este repunte de la morosidad, se redujo en un día el plazo medio de los pagos con retraso, que en el tercer trimestre de 2013 fue de 20,6 días.