Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro de cada diez nuevos autónomos de febrero era extranjero

Uno de cada dos tenían nacionalidad rumana, italiana o marroquí
El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) sumó 1.495 cotizantes extranjeros en febrero, hasta un total de 261.518 afiliados, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
La organización de autónomos ATA ha destacado que este incremento mensual del número de cotizantes extranjeros representa el 41,6% del total de altas registradas en el RETA durante el segundo mes del año (3.593).
Por nacionalidades, ATA ha resaltado que uno de cada dos nuevos autónomos extranjeros registrado en febrero procedía de Rumania, Italia o Marruecos.
En concreto, el colectivo de autónomos rumanos sumó 379 emprendedores; el italiano ganó 178 cotizantes y el marroquí añadió 129 nuevos autónomos. Por su parte, el número de trabajadores por cuenta propia de nacionalidad china se incrementó en 76 nuevos cotizantes en el mes de febrero.
"Estos datos vuelven a poner de manifiesto la necesidad de destacar el importante papel que juega el colectivo de extranjeros en la generación y recuperación del empleo autónomo. Son personas muy emprendedoras y para las que el autoempleo se ha convertido en una fórmula eficaz para incorporarse al mercado laboral", ha subrayado el responsable del área de autónomos inmigrantes de ATA, Guillermo Guerrero.
Por su parte, el presidente de la organización de autónomos OPA, Camilo Abiétar, ha señalado que los extranjeros "volvieron a salvar las afiliación al RETA" en febrero, dando así muestras del "importante peso específico" que los trabajadores por cuenta propia extranjeros tienen dentro de la economía española.
Abiétar ha recordado a las administraciones que los autónomos extranjeros "siguen necesitando ayuda para poder emprender", así como la eliminación de trabas y la flexibilización de las condiciones para la concesión de permisos.