Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La participación de los bancos en la Bolsa se reduce a una cuarta parte de la que tenían en 1992

Las administraciones públicas alcanzan su máximo de participación en 18 años por el salto al parqué de AENA
Los bancos españoles tenían al cierre de 2015 apenas una cuarta parte de la participación que poseían en acciones españolas cotizadas en 1992, primer año de la serie histórica elaborada por el Servicio de Estudios de Bolsas y Mercados Españoles (BME).
En concreto, la cuota actual del 3,6% supone 12 puntos menos a la de aquel año y está 5,8 puntos por debajo de 2007, inicio de la crisis financiera mundial. BME ha explicado en un comunicado que esta evolución se debe a los profundos cambios estructurales experimentados en el ámbito empresarial de la economía española en los últimos 25 años y del impacto de las crisis más recientes.
Según recoge el Informe BME sobre la distribución de la propiedad de las acciones publicado este jueves, la participación de las entidades financieras cayó 0,7 puntos porcentuales en 2015 respecto al año anterior, consecuencia del descenso de cotizaciones de algunas empresas cotizadas y de la continuación de la tendencia desinversora neta aplicada por estas instituciones para reforzar la liquidez y el capital bancario por la crisis.
Sumando las Instituciones de Inversión Colectiva, compañías de seguros y otras financieras, la participación conjunta en la Bolsa española del sector financiero alcanza el 11,5% y representa el registro mínimo de la serie histórica del estudio, muy lejos del 23,1% que llegaron a acumular en 1997.
LOS EXTRANJEROS TIENEN EL 42%.
Por su parte, los inversores no residentes finalizaron 2015 con una participación en la Bolsa española del 42,3% del valor de mercado, el segundo mayor nivel de la historia de este estudio y 5,5 puntos por encima de los datos de 2007, inicio de la crisis.
Los inversores extranjeros se mantienen como los principales propietarios de acciones españolas cotizadas y su participación está por encima de la media de la Unión Europea.
Cerca de la cuarta parte (24,4%) de la propiedad de las acciones de empresas cotizadas estaba en manos de familias españolas al finalizar 2015, según desvela la actualización del informe anual que elabora BME sobre esta materia. Este porcentaje se ha reducido 1,8 puntos respecto al año anterior, pero supera en 4,3 puntos la participación del inicio de la crisis en 2007.
La posición de las administraciones públicas (a través de diversos organismos estatales o entidades dependientes) como propietarias de acciones cotizadas en la Bolsa española aumentó un punto porcentual en 2015 hasta el 2,9%, el porcentaje más elevado de los últimos 18 años, debido a la salida a Bolsa y privatización parcial del operador aeroportuario AENA, que se llevó a cabo en el primer trimestre del pasado año.
Tras esa operación, la participación de las administraciones públicas en la compañía se situó en el 51%, con un valor al cierre de 2015 superior a los 8.060 millones de euros. Esto ha supuesto que la cartera del sector público en las compañías cotizadas en la Bolsa española haya aumentado más de un 60%, hasta acercarse a los 19.500 millones.