Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Lo que pasa con la vivienda es escandaloso"

Una de las manifestaciones de la Plataforma de Vivienda Digna. FOTO: Plataforma por la Vivienda Dignatelecinco.es
"Es un robo, un expolio. Lo que pasa con la vivienda es escandaloso". El aumento de los precios de la Vivienda de Protección Oficial (VPO) levanta estas críticas desde la Asociación Nacional Plataforma por la Vivienda Digna (PVD). La decisión del Ministerio de Vivienda de incrementar a principios de abril el precio de los módulos que se aplican a este tipo de viviendas ha permitido a las Comunidades Autónomas incrementar de golpe en casi un 30%, como ha ocurrido en Madrid, el precio de la vivienda protegida.
"Los promotores son unos sinvergüenzas", señala José Luis, portavoz de la PVD, que acusa a los constructores de refugiarse en la vivienda protegida tras seis meses de crisis en la venta de vivienda libre. Para esta asociación tanto desde los Ministerios de Economía y Vivienda como desde las Comunidades Autónomas "se les da" todo lo que reclaman a través de sus "poderosos lobbies". "Todo es para ellos", concluye.
Desde el Ministerio, lo niegan rotundamente. "No es cierto que el sector esté recibiendo más ayudas que los consumidores. El sector no hace más que pedir ayuda", señalan desde Vivienda, dónde consideran que deben "poner su grano de arena a través de los instrumentos públicos como la VPO y la rehabilitación" ante el reajuste de demanda. Por eso "la VPO es una herramienta potentísima para mover el sector, que no está acostumbrado a vacas flacas", aunque sin "costear las pérdidas de las empresas".
Según datos de Vivienda, el precio medio del metro cuadrado de la vivienda protegida en España se ha incrementado en un 7,8% en los últimos doce meses. Se ha situado en 1.100 euros. Todo ello junto a un descenso en la construcción de vivienda protegida del 12% respecto al año 2006. Ese año se batió el récord histórico con el inicio de 95.255 viviendas protegidas. Dicha reducción sirve de amparo a las comunidades autónomas para adoptar el precio máximo fijado por el Ministerio para este tipo de vivienda.
El caso de Madrid
Desde la comunidad dirigida por Esperanza Aguirre, donde se ha construido un 78% menos de VPO que el año anterior, se dice que el precio de la vivienda protegida aumentará entre un 20 y un 30% según las zonas. Lo justifican desde la Consejería de Vivienda como una necesidad de adecuar los precios "para que los promotores se animen a hacer vivienda protegida". Aún así, señalan que los precios de venta finales "siguen siendo asequibles para los madrileños".
La PVD no está de acuerdo. Advierten de que "miles de jóvenes a los que ya les ha correspondido una vivienda renunciarán a su derecho porque, sencillamente, no podrán conseguir financiación o no podrán pagarla". Creen que ya explotará todo esto" porque "la vivienda en España es un absurdo, gobierne quien gobierne".
Modelos diferentes
Sin embargo, la Asociación cree que está demostrado que se puede construir vivienda protegida con márgenes de beneficio adecuados que no se trasladan a los compradores. Ponen como ejemplo lo que ocurre en Extremadura. "La Junta ha cedido suelo a un precio simbólico han construido casas de 80 m2 por 60.000 ". Impide que el promotor se forre", señala José Luis. Sin embargo, los tipos de viviendas protegidas que aparecen en otras comunidades son muy distintos.
La Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE) ha presentado a la secretaria de Estado de Economía el proyecto de creación de una "nueva categoría" de vivienda protegida de precio limitado, intermedia entre la libre y la de precio concertado. Un tipo de vivienda al que ya se ha apuntado el presidente de Castilla La Mancha, José María Barreda.
Además, la APCE quiere exponer al Ministerio de Vivienda que es necesario "preparar más suelo" para cumplir con el objetivo del Gobierno de construir 150.000 viviendas protegidas cada año durante la presente legislatura. El Ministerio de Vivenda confirma que "tiene previsto proceder a la liberalización de suelo público", aunque no se saben aún las fechas ni la cantidad de terreno.