Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El precio de la vivienda usada sube un 2,7% en el segundo trimestre del año, según idealista

El precio de la vivienda de segunda mano ha subido un 2,7% durante el segundo trimestre de 2017 y el metro cuadrado se ha situado en los 1.554 euros, según el último índice de precios de idealista.
En comparación con el mismo trimestre del año pasado, el aumento ha sido del 1,5%. Hasta junio, todas las comunidades autónomas han visto incrementarse el precio de la vivienda usada menos en Navarra, Extremadura y Galicia, donde ha caído.
En concreto, el mayor descenso se ha producido en Navarra (-1,8%), seguido de Extremadura (-0,3%), y Galicia (-0,1%). Por el contrario, Baleares (7,5%) es donde más han crecido los precios, seguido de Cataluña (5,1%), Canarias (4%), Madrid (3,5%) y Comunidad Valenciana (3,3%).
País Vasco, con un precio por metro cuadrado de 2.487 euros, sigue siendo la región más cara de España. Por detrás, le siguen Baleares (2.215 euros por metro cuadrado) y Cataluña (1.963 euros por metro cuadrado).
Por el contrario, las comunidades más económicas son Castilla-La Mancha (921 euros por metro cuadrado), Extremadura (929 euros por metro cuadrado) y Murcia (1.032 euros por metro cuadrado).
Para el jefe de estudios del portal inmobiliario, Fernando Encinar, los datos del informe son "positivos" para el sector. No obstante, ha recordado que la normalización se está produciendo "a dos velocidades", pese a que "las distancias se van recortando" y cada vez hay más municipios españoles que se acercan "a su punto de equilibrio".
Asimismo, ha apuntado que a pesar de los crecimientos en algunos mercados, los precios de la vivienda "continúan por debajo del nivel alcanzado hace una década". También ha recalcado que en la actualidad "no se dan factores que pudieran hacer temer otra burbuja inmobiliaria".