Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primero de mayo contra la desigualdad laboral

Unas 25.000 personas se han manifestado en Madrid para celebrar el día del trabajador, según los sindicatos organizadores de la marcha UGT y CCOO. Esta cifra representa una asistencia similar a la del pasado año, aunque entre los que han manifestado este primero de mayo destaca una presencia cada vez más importante de trabajadores inmigrantes.

Las reivindicaciones de los sindicatos se han enfocado a la desigualdad laboral. Mujeres, inmigrantes y jóvenes sufren más paro, cobran menos y están más expuestos a la precariedad laboral. 
El mundo del trabajo es injusto y desigual. Las mujeres cobran 5.000 euros menos que los hombres, lo que supone una diferencia del 30%. Ellas están obligadas a aceptar los contratos más precarios y a trabajar a tiempo parcial para cuidar de la familia.
Los inmigrantes sufren también la desigualdad en el trabajo. El paro golpea más a los trabajadores que vienen de fuera. Frente al 9,6 % de desempleados, hay 5 puntos más de parados inmigrantes.
La precariedad es una losa para la mitad de los jóvenes, que sólo firman contratos temporales. El sueldo medio hasta los 24 años no llega a los mil euros. Uno de cada cuatro jóvenes está en el paro.