Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiscalía suiza abre procedimiento criminal al banco BSI por su relación con el fondo soberano 1MDB

La Oficina del Fiscal General de Suiza (OAG por su siglas en inglés) ha abierto procedimiento criminal contra el banco BSI, controlado por BTG Pactual, ante la sospecha de que las deficiencias a nivel interno en la entidad helvética podrían haber impedido prevenir la comisión de delitos por parte del fondo soberano malasio 1Malaysia Development Berhad (1MDB).
Asimismo, la Autoridad del Mercado Financiero de Suiza (Finma) ha señalado este martes que BSI cometió en su relación comercial y transacciones vinculadas a los escándalos de corrupción que rodean al fondo soberano 1MDB "infracciones graves" de la regulación contra el lavado de dinero.
Finma había iniciado su investigación en 2015 ante los indicios que apuntaban a que el banco suizo había vulnerado la regulación contre el lavado de dinero en sus relaciones con el fondo soberano malasio 1MDB, considerando "particularmente grave" la actuación de BSI.
De este modo, la fiscalía suiza apunta que, a raíz de las informaciones desveladas por el procedimiento criminal contra 1MDB y las cuestiones planteadas por Finma, las infracciones de lavado de dinero y soborno de funcionarios públicos por las que se está investigando al fondo soberano "podrían haber sido evitadas si BSI hubiera estado adecuadamente organizado".
El pasado mes de febrero, el banco suizo EFG International acordó la compra de BSI por 1.330 millones de francos suizos (1.100 millones de euros) al conglomerado brasileño BTG Pactual.
A este respecto, el regulador financiero helvético ha anunciado su aprobación de la transacción bajo la condición de que BSI sea "completamente integrado y disuelto en los próximos 12 meses" y de que ninguno de los máximos gestores de BSI responsables de la mala conducta del banco pueda asumir posiciones de liderazgo en EFG.
CIERRE DE LA FILIAL EN SINGAPUR.
Por otro lado, en el contexto de estas investigaciones a la entidad suiza, la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS por sus siglas en inglés) ha comunicado a BSI Bank su intención de retirarle su condición de banco mercantil como consecuencia de la comisión de infracciones graves de los requerimientos contra el lavado de dinero, la pobre supervisión de sus operaciones y la conducta inapropiada de su personal.
La decisión de la autoridad monetaria de la ciudad Estado, que no tiene precedente desde que en 1984 decidiera cerrar la entidad Jardine Fleming, supone además que se haya informado a la fiscalía de Singapur de la identidad de seis miembros de la cúpula directiva y la plantilla de BSI Bank para que evalúe si han cometido infracciones de carácter criminal.
Asimismo, MAS ha informado a la entidad de la imposición de multas por valor agregado de 13,3 millones de dólares (11,9 millones de euros) por las infracciones cometidas.