Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La producción de acero española sube un 4,2% en 2015 y puede estancarse en 2016 por "importaciones desleales"

Unesid detecta un frenazo de actividad en el cuarto trimestre y advierte de la "amenaza" de las importaciones desde China
La producción de acero bruto de la industria siderúrgica española ascendió a 14,8 millones de toneladas en 2015, lo que supone un incremento del 4,2% con respecto al ejercicio anterior, anunció en una nota la Unión de Empresas Siderúrgicas (Unesid).
En todo caso, la asociación empresarial advierte de que el comportamiento de la producción empeoró "claramente" en el cuarto trimestre del año, cuando el incremento interanual quedó reducido a apenas el 1%.
La subida fue similar en las distintas calidades de acero, puesto que tanto los aceros al carbono como los inoxidables o los otros aleados subieron en cifras muy parecidas a la media del sector.
En cuanto a las entregas al mercado de productos siderúrgicos, se mantuvieron estables a lo largo del pasado ejercicio. Los 14,3 millones de toneladas supusieron una variación de solo el 0,6% con respecto al ejercicio anterior, y los tres primeros trimestres mostraron un "tono positivo que se perdió en el cuarto trimestre", al reducirse las entregas en un 13% interanual.
El mercado nacional fue el que mejor se comportó, al registrar un incremento del 5,1% interanual. Las entregas a la Unión Europea se mantuvieron, mientras que las destinadas a terceros países cayeron un 6,3%.
En cuanto a los tipos de productos, los planos subieron moderadamente, un 2%, hasta los 5,1 millones de toneladas, mientras que las entregas de productos largos se mantuvieron estables en 8,9 millones de toneladas.
En 2015, se exportaron 9,5 millones de toneladas de productos siderúrgicos y de primera transformación por un valor de 7.131 millones de euros. El volumen cayó un 3% y el valor lo hizo en mayor medida, un 5,1%.
Las toneladas importadas crecieron un 8,1%, hasta 8,9 millones, sobre todo por la subida del 57% en el volumen con origen en China. Las importaciones procedentes de la Unión Europea, en cambio, bajaron un 1,9%.
El valor total de las importaciones subió un 1%. El incremento, menor que la medida en toneladas, se debe al descenso del precio unitario de las importaciones.
El valor de la balanza comercial, aunque aún es positivo, se ha visto reducido el año pasado a 1.186 millones de euros, un 27% menos que el ejercicio precedente. La subida de las importaciones chinas y el empeoramiento económico del resto de países emergentes han sido los causantes de esta bajada.
MEJORA DEL CONSUMO.
Por otro lado, en 2015 se consumieron 12,6 millones de toneladas de productos siderúrgicos, un 9,7% más que en 2014. Esta cifra es reflejo de la mejora en la actividad de los principales sectores consumidores de acero, que son la construcción, la automoción y las manufacturas metálicas.
Existe además un componente "ajeno" dentro de estas variables, que es la subida del consumo aparente por acumulación de importaciones, explica Unesir. El consumo aparente de aceros planos creció en el cuarto trimestre un 26,7% interanual, muy por encima de la actividad de la industria.
Para el director general de Unesid, Andrés Barceló, "el fuerte aumento de las importaciones no ha permitido que la industria española del acero se beneficie realmente la mejora de la actividad industrial".
PREVISIONES PARA 2016.
De cara al presente año 2016, la industria siderúrgica española no prevé cambios fundamentales, ya que en general los sectores consumidores de acero siguen mejorando su actividad.
Sin embargo, Unesid asegura que "las importaciones desleales desde China continúan amenazando con eliminar las posibilidades de la siderurgia nacional para beneficiarse de esa mejora".