Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sindicato de profesores delineará nuevas protestas contra el Gobierno de Ecuador

El sindicato de la Unión Nacional de Educadores (UNE) realizará mañana una asamblea nacional para delinear el cronograma de movilizaciones en rechazo a la evaluación impuesta por el Gobierno de Ecuador que, de su lado, asegura que no cederá a la presión de los maestros, informó hoy la prensa local.
Los dirigentes de la UNE se niegan a que los maestros secunden las evaluaciones del Gobierno al considerar que con ellas se pretende posteriormente despedir a los profesores.
Sin embargo, el Gobierno, presidido por Rafael Correa, subraya que el objetivo de las evaluaciones es determinar los puntos fuertes y los fallos del sistema docente con el fin de mejorar la calidad de la educación en el país.
La pugna entre el Gobierno y la UNE se ha incrementado en las últimas semanas al haberse iniciado ya las evaluaciones a las que han acudido diversos profesores, pese al rechazo de los dirigentes del sindicato de los maestros.
El pasado viernes, el Gobierno organizó una concentración cultural en Guayaquil, la ciudad más poblada del país, en respaldo a las evaluaciones y, aunque Correa asegura que al encuentro acudieron unas 20.000 personas, dirigentes de la UNE la calificaron como un "rotundo fracaso".
En la Asamblea de la UNE prevista para mañana, se prevé, además, la redacción de un documento que le harán llegar a Correa con el contenido de la propuesta del magisterio para mejorar la calidad de la educación ecuatoriana, publica hoy el periódico electrónico Ecuadorinmediato.
La insistente negativa de la UNE a las evaluaciones se topó este fin de semana con una nueva ratificación de Correa de que no cederá "un milímetro" en su decisión de evaluar a los maestros.
"No nos vamos a dejar vencer por la mediocridad (...). Se van porque se van (los maestros que no se presenten a la segunda evaluación) y vienen nuevos maestros (...)", recalcó en su informe sabatino de labores.
Recordó que el Gobierno dispuso la asignación de 10 millones de dólares para la implementación de un programa de capacitación acelerada para los profesores que aspiran a ingresar al magisterio fiscal.
Con la pugna con la UNE aún en ciernes, Correa ha anunciado ya que comenzará también un proceso de transformación en la educación universitaria.
El gobernante indicó el sábado que el cambio en la educación superior se dará en los próximos meses con la presentación del proyecto de la nueva Ley de Educación Superior.
"Será una lucha muy dura (...) pero nosotros venimos a cambiar el país y en la base de ese cambio está el cambio de la educación desde la educación inicial, primaria, básica, la secundaria hasta la educación superior", apuntó.