Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bolsa sube el 0,84 y queda a quince puntos del máximo anual (9.724 puntos)

Vista de un panel con las cotizaciones del Banco de Santander en la Bolsa de Madrid. EFE/Archivotelecinco.es
La bolsa española subió hoy el 0,84 por ciento, superó el nivel de 9.700 puntos y concluyó a quince puntos del máximo anual (9.724 puntos) del pasado 6 de enero, gracias al alza de las plazas europeas y de Wall Street tras conocerse datos optimistas sobre el consumo y el empleo estadounidenses.
Así, el índice de referencia de la bolsa española, el Ibex-35, ganó 80,80 puntos, el 0,84 por ciento, hasta 9.708,40 puntos. Las ganancias anuales aumentan hasta el 5,57 por ciento.
En Europa, con el euro en 1,408 dólares, Milán ganó el 1,41 por ciento; Fráncfort, el 1,11 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,86 por ciento; París, el 0,59 por ciento, y Londres, el 0,57 por ciento.
La indecisión marcó el comienzo de la jornada de la bolsa española, afectada por la ligera caída la víspera, el 0,3 por ciento, de Wall Street.
Las dudas de las plazas europeas también condicionaban el arranque de esta jornada, marcada por la escasez de negocio por ser festivo en algunas comunidades.
A pesar de algunos datos económicos asiáticos, como la caída del 26,4 por ciento de las exportaciones chinas en mayo y el retroceso de 3,8 por ciento del PIB japonés en el primer trimestre del año, la bolsa española se apuntaba a las compras, superaba el nivel de 9.700 puntos y se situaba cerca de los precios máximos de este año.
Los sombríos augurios del Banco Central Europeo para la economía y el empleo en Europa, según el último boletín mensual de la autoridad monetaria, que fecha la recuperación de la actividad a mediados de 2010, no impedían el avance bursátil.
Mientras tanto, la Agencia Internacional de la Energía elevaba las previsiones de demanda crudo y la cotización del barril de Brent se aproximaba a 72 dólares.
Con la revisión al alza por el FMI de las previsiones de crecimiento de la economía mundial, del 1,9 al 2,4 por ciento el próximo año, la bolsa seguía alrededor de 9.700 puntos.
La subida del 0,5 por ciento de las ventas minoristas estadounidenses en mayo y el descenso de las peticiones semanales de subsidios de desempleo estadounidenses, de 625.000 a 601.000, no fueron inicialmente bien acogidos por la bolsa.
Pero Wall Street abrió con ganancias moderadas y volvió a impulsar al mercado nacional, que superó nuevamente el nivel de 9.700 puntos, cota que consolidó al final de la sesión aunque no pudo superar el máximo anual de cierre del pasado 6 de enero en 9.724 puntos.
De los grandes valores subieron Banco Santander, el 1,01 por ciento; Repsol, el 0,97 por ciento; BBVA, el 0,92 por ciento, y Telefónica, el 0,19 por ciento, mientras que Iberdrola repitió cotización.
Sacyr lideró las ganancias del Ibex con una subida del 5,86 por ciento, seguida de Inditex, que avanzó el 4,14 por ciento al seguir rentabilizando sus resultados trimestrales, en tanto que ArcelorMittal ganó el 3,98 por ciento y OHL, el 3,21 por ciento.
La mayor caída de las cinco empresas del Ibex con pérdidas correspondió a Endesa, el 1,81 por ciento, en tanto que Bankinter cedió el 1,6 por ciento; Red Eléctrica, el 0,59 por ciento; Iberia, el 0,31 por ciento, y Bolsas y Mercados Españoles, el 0,21 por ciento.
En el mercado continuo destacó la subida del 8,5 por ciento de Sol Meliá, mientras que Reno de Medici comandó las pérdidas con una bajada del 3,48 por ciento.
La rentabilidad de la deuda española a largo plazo se mantenía en el 4,41 por ciento, en tanto que el efectivo negociado en el mercado continuo se situó en 1.941 millones, de los que algo más de 200 correspondieron a operaciones efectuadas por inversores institucionales.