Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El colapso del régimen de Corea del Norte amenaza más a Corea del Sur que la bomba H, según Moody's

El colapso del régimen de Corea del Norte, liderado por Kim Jong-un, representa una amenaza de mayores proporciones para la estabilidad financiera de Corea del Sur de la que supondría una hipotética confrontación militar ante el incremento de las tensiones entre ambos países tras las recientes pruebas norcoreanas con una bomba de hidrógeno, según apunta la agencia de calificación crediticia Moody's.
"Un colapso del régimen de Corea del Norte presumiblemente llevaría a una reunificación desordenada de la Península, lastrando la solvencia de Corea del Sur", señalan los analistas de Moody's.
De este modo, la calificadora de riesgos considera que existe mayor potencial de riesgo geopolítico por el desmoronamiento del régimen de Pyonyang, que por una confrontación militar directa entre ambas Coreas.
Asimismo, a pesar de la reciente escalada de tensión, Moody's confía en que la sólida alianza de Corea del Sur con EEUU y la influencia de China bastarán para contener los riesgos de un escenario de confrontación bélica.
"El régimen norcoreano ha sobrevivido durante más de 65 años, pero las tensiones económicas y políticas internas podrían provocar un colapso repentino", añaden los analistas, que advierten de que esta circunstancia sería "un riesgo que plantearía riesgos enormes para Corea del Sur".
En este sentido, la agencia apunta que, si bien Seúl no ofrece un cálculo oficial sobre el coste de una potencial reunificación, la Asociación Coreana de Finanzas Públicas estima este impacto entre un 1,3% y el 6,6% del PIB anual durante diez años, mientras la Oficina Presupuestaria de la Asamblea Nacional lo cifra en una media anual del 3,9% del PIB durante los siguientes 45 años.
Asimismo, este organismo calcula que en caso de una potencial reunificación la deuda de Corea del Sur escalaría al 134% del PIB para 2040, frente al 85% estimado en caso de que ambos países permanecieran separados, aunque señala que a partir de 2060 los beneficios de la reunificación superarían a los inconvenientes.