Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector del lujo español cierra 2015 con ventas de 5.687 millones, un 4,8% más

Las empresas españolas de productos y servicios de lujo cerraron 2015 con unas ventas de 5.687 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,8% respecto a 2014 (5.427 millones de euros), impulsado por el turismo y la exportación, según estimaciones preliminares de la Asociación Española del Lujo Luxury Spain.
En concreto, los artículos que mayor volumen de ventas concentran en España en los productos gourmet y los de belleza, que ha aumentado un 4,8% respecto al año anterior, que supone el 55% de la cifra total de negocio, con 3.632 millones de euros anuales, seguidos de turismo y servicios de calidad.
Según el estudio el sector gourmet en España es el más representativo en la industria del lujo con una facturación de 1.920 millones de euros en 2014 y espera superar los 2.000 millones de euros en 2015, mientras que el segmento de la belleza confía en cerrar el ejercicio con ventas de 1.632 millones de euros.
La moda y los accesorios, como la joyería y la marroquinería, son dos
sectores que cada vez cobran más peso dentro del sector del lujo 'made in Spain'.
España ocupa el quinto lugar en el mercado del lujo dentro de la Unión Europea, por detrás de Francia, Italia, Alemania y Suiza. Mientras que la mayoría de sectores han experimentado bajadas en sus niveles de
producción y ventas, en el sector del lujo éstos se mantienen y aumentan a través de las exportaciones y de los turistas.
Por ciudades, Barcelona concentra el 32% de las ventas de productos de alta gama en España, seguida por Marbella (27,5%), Madrid (16%), Ibiza (8,5%) y Mallorca (6%), mientras que el resto de España concentra el 10%.
El informe destaca que el consumidor internacional, que llega procedente de países como Estados Unidos, Japón, India, Emiratos Arabes Unidos, Qatar o México viajan a España en busca de los productos nicho españoles, ya que valoran los productos por su calidad, innovación y tradición.