Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un servicio de bicicleta-taxi ayuda a los madrileños a ganar tiempo

Una iniciativa ecológica ayuda a los madrileños a ganar tiempo en los desplazamientos ofreciendo un servicio de bicicleta-taxi para llegar al trabajo o a la facultad. Los conductores de estos vehículos sostenibles, que funcionan a pedal, pero también con batería eléctrica, desafían al denso tráfico madrileño. EFEtelecinco.es
Una iniciativa ecológica ayuda a los madrileños a ganar tiempo en los desplazamientos ofreciendo un servicio de bicicleta-taxi para llegar al trabajo o a la facultad, explica Pedro José Benito, responsable de la campaña www.mastiemposindolor.com.
Ángel Luis y Estefanía, los conductores de estos vehículos sostenibles, que funcionan a pedal, pero también con batería eléctricza, desafían al denso tráfico madrileño.
A bordo del triciclo se puede disfrutar del paisaje urbano madrileño, pero también aprovechar para solucionar asuntos por teléfono o para ponerse al día hojeando la prensa y algún sobresalto -gajes de la técnica- se soluciona sobre la marcha.
El sistema de transporte, muy cercano al peatón, lleva a una comunicación directa con la gente, que recibe los folletos explicativos de esta iniciativa.
Además de a ganar tiempo, esta iniciativa a favor del transporte sostenible anima a utilizar trucos para "naturales o alternativos como pueden ser los masajes, la aromaterapia o la cromoterapia" para eliminar el dolor de cabeza con rapidez y, en paralelo, haciendo publicidad para un medicamento analgésico, el Espididol, que actúa en "tres, cuatro o cinco minutos", según Pedro José Benito.
El vehículo utilizado "es un triciclo que estos días actúa de bici-taxi en Londres, que permite desplazamientos dentro de la ciudad de una manera que no contamina y de una forma rápida. Al ser bicicletas, pueden moverse con mucha rapidez y mucha ligereza".
El servicio de bici-taxi "se les ofrece a todas las personas que lo deseen para desplazamientos cortos por la ciudad y para que puedan ganar tiempo".
Angel Luis, conductor profesional de bicicletas, asegura que se trata de "un trabajo bonito, nos dedicamos a viajar bastante y con las bicicletas tiene un impacto visual grande. La gente se queda mirándolo bastante tiempo".
En cuanto al tráfico y la relación con los taxistas señala que "cuando les vemos, les decimos que les vamos a quitar el trabajo", y con las fuertas del orden, a su juicio, no hay problema.
"Los policías: no nos dicen nada, salvo que estemos repartiendo algún folleto. Lo estamos haciendo bien, somos legales. Un poco más ilegal es si vamos por la acera. Tenemos más problema yendo por la acera que por la carretera", remacha.
Estefanía trabaja habitualmente "en bicicleta, haciendo publicidad en bicicleta. Bicicleta, rickshaw, triciclos, patín eléctrico, zancos, etcétera".
¿Para qué sirve? En su opinión, "para ahorrar tiempo, para evitar los dolores de cabeza y, por lo tanto, invertir tiempo en otras cosas que nos gustan más".