Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sindicato de la industria de automotores apoya el pacto con General Motors

El sindicato de trabajadores de la industria de vehículos automotores ratificó hoy por amplia mayoría un conjunto de concesiones que procuran mantener a flote a la empresa General Motors, informó el presidente del gremio, Ron Gettelfinger.
En una conferencia de prensa el dirigente sindical dijo que el 74 por ciento de los miembros que votaron aprobó la claudicación.
Por su parte General Motors informó que el nuevo convenio cubre a unos 54.000 trabajadores en 46 fábricas de Estados Unidos, y permite que la empresa "elimine las brechas de sueldos y beneficios con sus competidores".
Los trabajadores de producción y de oficios especializados aprobaron las concesiones que, supuestamente, bajarán los costos de operación de la empresa que, según fuentes de la industria, declarará el lunes la bancarrota.
El hecho de que los trabajadores cubiertos por un convenio colectivo hayan aceptado tales concesiones ayudaría en el proceso de bancarrota, según los analistas.
El acuerdo estipula que un fondo que manejará el plan de asistencia de salud para los jubilados que eran miembros del sindicato reciba el 17,5 por ciento de las acciones en la GM reorganizada.
El gremio United Workers of America (UAW), representaba a unos 61.000 de los 243.000 empleados de GM hacia fin del año pasado.
De acuerdo con fuentes de la industria, General Motors pedirá el amparo del tribunal de bancarrota el 1 de junio y venderá la mayor parte de sus activos a una compañía nueva.
En los últimos seis meses GM ha sobrevivido solo gracias a unos 19.400 millones de dólares en préstamos del Gobierno de EE.UU., después de que hubiera acumulado pérdidas de 88.000 millones de dólares desde 2004.