Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos y el CES confían en un acuerdo laboral antes de agosto

Aun así, Fernández Toxo quiso dejar claro que quieren dar "una oportunidad" a la negociación y, por eso, "posiblemente cada una de las partes deberíamos desprendernos de algunos elementos de lo que serían nuestros deseos". Si es así, UGT y CC.OO. coinciden en que deberían producirse efectos en un espacio corto de tiempo.
Los líderes sindicales hicieron estas afirmaciones tras escuchar la intervención del presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña.
Necesario acuerdo institucional
En el marco del Foro de la Nueva Sociedad, organizado por Nueva Economía Fórum, Peña insistió en la idea de que el diálogo social será más fácil si, previamente, existe un acuerdo institucional entre los principales partidos políticos. "La obligación de negociar no recae únicamente sobre ellos (los agentes sociales)", opinó.
Desde su punto de vista, "España atraviesa una situación de emergencia", pero está convencido de que saldrá de ella si hay "entendimiento político, lealtad institucional y compromiso social para repartir la carga".
Un deseo compartido por el secretario general de UGT, Cándido Méndez, que pidió a los dos partidos mayoritarios que busquen "fórmulas de entendimiento institucional".
Sin embargo, el propio Méndez no cree que el resultado electoral ayude a ello, sino todo lo contrario. En su opinión, el dictamen de las urnas puede encastillar a PSOE y a PP más de lo que están: uno, más a la defensiva; y otro, apretando más contra las cuerdas al partido del gobierno.
Así las cosas, habrá que confiar en la capacidad de negociación de los agentes sociales. Aunque como apuntan fuentes de CC.OO., los que esperan que el diálogo social alumbre un elefante, "igual pueden encontrarse con un ratoncito".
Más optimista es el presidente del CES. Marcos Peña afirmó que no saldrá un claro y único ganador del diálogo social, sino un punto intermedio de aproximación, que "tarde o temprano, con toda seguridad, se encontrará".