Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos de la Fábrica de la Moneda preparan nuevas huelgas parciales para esta semana y la próxima

La representación sindical en la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre (FNMT) ha convocado para el 24 y el 27 de octubre paros parciales y concentraciones para protestar por la intención del Gobierno de segregar la fabricación de papel e impresión de billetes euro, según ha informado este martes la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC.OO. (FSC-CC.OO.).
El viernes 24 de octubre la concentración será a partir de las 12:30 horas en las inmediaciones del Congreso de los Diputados. La del lunes 27 de octubre, fecha en la que el Consejo de Administración de la Fábrica tiene previsto tratar sobre el proceso de segregación de la planta de papel de Burgos, será a las 13:00 horas frente a la sedes de la empresa en Madrid y Burgos.
Además, el Comité Intercentros ha manifestado su voluntad de convocar el sábado 15 de noviembre una manifestación de los trabajadores de los centros de trabajo de Burgos y Madrid en defensa de la unidad de la empresa.
CC.OO. considera "imprescindible y urgente" que el Gobierno explique sus planes sobre la FNMT, que cese en el "desbarajuste" que está creando y "deje de desestabilizar" a una empresa pública "solvente y estable", que contribuye a la imagen de España en el exterior.
"El Gobierno de Mariano Rajoy y el Banco de España siguen empeñados en proceder al troceo de la actual FNMT, desgajando la actividad de producción de papel moneda y alta seguridad en Burgos y la fabricación de billetes euro en Madrid", ha denunciado el sindicato.
Según CC.OO., esto supondría que varios cientos de trabajadores que ahora se ocupan de estas labores en la FNMT pasarían a incorporarse a dos nuevas sociedades públicas, una de ellas en manos del Banco de España.