Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos acusan al Gobierno de realizar una "campaña de imagen" con los datos económicos

Los sindicatos creen que el Gobierno está desarrollando una "operación de imagen perfectamente orquestada" al plantear públicamente cada semana buenos datos económicos y anticipar así una recuperación económica que en realidad no se está produciendo.
Los sindicatos han respondido así al ser preguntados por la entrevista que ha concedido el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, al 'Financial Times', donde ha anticipado que el PIB podría crecer más de lo previsto en 2014.
En declaraciones a Europa Press, el secretario de Comunicación de CC.OO., Fernando Lezcano, ha acusado al Gobierno de "jugar" con las probabilidades de que se produzca la recuperación económica para consolidar su posición política y proyectarla hacia el futuro, tras el desgaste que le han producido ciertos temas.
"Es una irresponsabilidad", ha denunciado Lezcano, tras admitir que hay algún indicador positivo en la economía española, aunque también hay numerosos informes, nacionales e internacionales, que desmontan ese optimismo que exhibe el Gobierno.
De hecho, cree que ninguno de esos indicadores permiten vaticinar el fin de la recesión y el principio de la recuperación económica, ya que ni el ciudadano medio ni la economía real percibirán que el país supera verdaderamente el ajuste hasta que se cree empleo.
INSTRUMENTALIZAR LOS DATOS
A su parecer, el Ejecutivo de Mariano Rajoy intenta instrumentalizar los datos económicos y llega a "hacer el ridículo". "Es, desde el punto de vista político, una irresponsabilidad", ha señalado.
Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, cree que el Gobierno está haciendo una campaña de imagen al apuntarse datos económicos que son fruto del ciclo económico y de la propia duración de la crisis y no de las políticas implementadas.
Según Ferrer, el Gobierno confunde cuestiones estadísticas con la salida de la crisis, y se equivoca cuando descarta reorientar su política, ya que si no se recupera la demanda interna "difícilmente" se recuperará la actividad económica del país.
RIESGO SERIO DE ESTANCAMIENTO
Ferrer cree que el Gobierno basa su optimismo en la idea de que la caída del PIB y la destrucción de empleo ha sido "tan brutal" que no puede ir a peor, pero la economía podría estancarse si su estrategia se basa en la pasividad.
"Confundirlo con la salida de la crisis es plantear un engaño", sostiene Ferrer, tras reconocer, sin embargo, que algunos datos acompañan al Ejecutivo, como la mejora del PIB y la moderación de las cifras de desempleo en los últimos meses.