Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos de Nissan advierten de que este puede ser el inicio de un grave conflicto

Los líderes sindicales de los trabajadores de Nissan han advertido de que las manifestaciones de esta última semana pueden ser sólo "el inicio de un grave conflicto social" si Nissan acaba presentando el ERE para despedir a 1.680 personas, casi un 40% de la plantilla de las fábricas de Zona Franca y Montcada i Reixac.
"Esto es una advertencia muy clara para las empresas que quieren aprovechar la actual situación económica para presentar expedientes no justificados", ha subrayado el secretario general de CCOO en Cataluña, Joan Coscubiela, que espera que la administración catalana rechace "radicalmente" el ERE.
Por su parte, el secretario general de UGT de Cataluña, Josep Maria Alvarez, ha considerado "indignos" e "intolerables" los planes de la compañía. "No tengo palabras para definir a las empresas que hacen este tipo de terrorismo", ha añadido.
"Son unos desvergonzados. Pido a las autoridades que intervengan para acabar con esta situación de impunidad que provoca la indefensión de los trabajadores", ha declarado Álvarez.
Las movilizaciones han continuado en Barcelona, donde unos 10.000 trabajadores según la compañía y unos 5.500 según la Guardia Urbana, se han manifestado por tercera vez en la última semana.
Un portavoz del Gobierno catalán prometió a los representantes del comité de empresa que Montilla los recibirá cuanto antes.
Una pancarta con el lema "No a los 1.680 despidos en Nissan. Sí al plan industrial" ha encabezado la marcha, en la que han participado los principales líderes sindicales, así como empleados de otras factorías proveedoras de la multinacional nipona que ya se han visto o podrían verse afectadas por este Expediente de Regulación de Empleo (ERE).
Los manifestantes han exigido a la Generalitat que rechace de forma "contundente" el ajuste de plantilla propuesto por Nissan, una medida, han advertido, que pone en riesgo el empleo de más de 4.000 trabajadores del sector de la automoción en Cataluña y la continuidad futura de las fábricas de la compañía en Cataluña. BQM