Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los fondos soberanos chilenos aumentan 7.218 millones de dólares en 2008

El valor del Fondo de Reserva de Pensiones (FRP), que se formalizó en diciembre de 2006 con un aporte inicial de 604,5 millones de dólares, alcanzó el pasado año 2.507 millones de dólares. EFE/Archivotelecinco.es
El valor de los fondos soberanos chilenos aumentó el año pasado en 7.218 millones de dólares al sumar un total de 22.718 millones de dólares gracias a "una política de inversión prudente", destacó hoy el ministerio de Hacienda.
El valor del Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES), creado en marzo de 2007 con un aporte inicial de 2.580 millones de dólares, alcanzó en el pasado ejercicio 20.211 millones de dólares, 6.178 millones más que en 2007.
De ellos, 5.000 millones de dólares se deben a nuevos aportes y el resto, 1.178 millones, al ingreso financiero procedente de las inversiones de los fondos.
Según el Gobierno, los recursos ahorrados en el FEES, que suponen el 13 por cierto del Producto Interior Bruto (PIB) del país, responden a la "prudencia en el gasto fiscal y en la política de inversiones" de los últimos años, que permite afrontar la actual crisis económica mundial "con confianza".
En tanto, el valor del Fondo de Reserva de Pensiones (FRP), que se formalizó en diciembre de 2006 con un aporte inicial de 604,5 millones de dólares, alcanzó el pasado año 2.507 millones de dólares.
Esto supone un aumento de 1.040 millones de dólares en comparación a 2007, de los que 131 millones de dólares se deben al ingreso financiero y 909 millones de dólares, a nuevos aportes.
El Gobierno considera que estas ganancias "son el resultado de una política de inversión prudente" que favorece instrumentos de renta fija de bajo riesgo crediticio, como letras del tesoro, bonos soberanos y depósitos a plazo en instituciones financieras solventes.
En este sentido, el ministerio de Hacienda aceptó la recomendación del Comité Financiero de postergar la diversificación de inversiones de los fondos en activos de renta variable en tanto se mantenga la actual incertidumbre en los mercados financieros mundiales.