Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El superávit comercial brasileño en el primer semestre creció un 23,8%

De acuerdo con las cifras divulgadas por el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio, el saldo positivo en el semestre fue producto de exportaciones por 69.952 millones de dólares e importaciones por 55.965 millones de dólares. EFE/Archivotelecinco.es
Brasil acumuló en el primer semestre de este año un superávit comercial de 13.987 millones de dólares, un 23,8% superior al del mismo período de 2008 (11.301 millones de dólares) pese a la caída de las exportaciones de productos industriales por la crisis económica global.
De acuerdo con las cifras divulgadas hoy por el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio, el saldo positivo en el semestre fue producto de exportaciones por 69.952 millones de dólares e importaciones por 55.965 millones de dólares.
Las exportaciones en los seis primeros meses del año fueron en un 22,8% inferiores a las del mismo período de 2008 (90.645 millones de dólares), en tanto que las importaciones cayeron un 29,46% frente a las del primer semestre del año pasado (79.343 millones de dólares).
La subida del superávit comercial en medio de la crisis global fue atribuida precisamente a la fuerte bajada de las importaciones, que quedaron más caras debido a que el dólar está más apreciado este año en relación a 2008.
Las industrias brasileñas, afectadas por la caída de la demanda mundial, también redujeron significativamente sus compras externas.
El descenso de las exportaciones llevó a Brasil a registrar en enero pasado un déficit comercial de 530 millones de dólares, el primer saldo negativo mensual en varios años.
Para el buen resultado del primer semestre contribuyó especialmente el desempeño de junio, cuando Brasil obtuvo un superávit de 4.625 millones de dólares, el mayor saldo mensual desde diciembre de 2006 (5.052 millones de dólares).
El superávit de junio, en un 69,5% superior al del mismo mes de 2008 (2.729 millones de dólares), fue resultado de exportaciones por 14.468 millones de dólares e importaciones por 9.843 millones de dólares.
Ese resultado obedeció igualmente a que la caída de las importaciones en el mes frente a junio del año pasado (-38%) fue muy superior a la caída de las exportaciones (-22,2%) en la misma comparación.
Los economistas de las instituciones financieras privadas consultados la semana pasada por el Banco Central prevén que Brasil cerrará este año con un superávit en su balanza comercial de 21.500 millones de dólares, muy próximo al de 24.700 millones de dólares de 2008.
La previsión, de cualquier forma, es muy superior a la que calculaban a comienzos del año, cuando se esperaba un superávit de 16.000 millones de dólares para 2009.
En cualquiera de los casos, el saldo positivo este año se ubicará lejos de los 40.000 millones de dólares acumulados en 2007 y del récord de 46.456 millones de dólares de superávit que Brasil obtuvo en 2006.