Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete de cada diez trabajadores confía en mantener su empleo, la cifra más alta en dos años, según Randstad

El 68% de los trabajadores en España se muestra optimista respecto a conservar su empleo, siete puntos porcentuales más que el porcentaje registrado hace un año y la tasa más elevada desde el primer trimestre de 2014, según el Randstad Workmonitor correspondiente al primer trimestre de 2016.
El estudio también analiza el nivel de confianza en mantener el empleo según la edad del profesional y concluye que cuanto mayor es la edad de los trabajadores, mayor es su nivel de confianza. Así, los empleados mayores de 45 años son el colectivo más optimista, ya que tres de cada cuatro confía en mantener su puesto de trabajo durante los próximos seis meses.
Le siguen los trabajadores que se sitúan entre los 25 y los 45 años, ya que el 66,1% de los mismos confía en conservar su puesto de trabajo.
En el análisis del nivel de confianza según el país de residencial del profesional, Japón y Australia son los que mayor nivel registran, ya que en ambos casos ocho de cada diez empleados confían en conservar su puesto de trabajo actual. Les siguen, por encima del 75%, Noruega, Alemania, Estados Unidos, Bélgica y Francia, mientras que la media europea se sitúa en el 72%.
Los tres principales países del Mediterráneo (España, Italia y Grecia) se sitúan por debajo de la media europea. Las altas tasas de paro registradas durante los años de crisis y la rotación laboral han mermado la confianza de los profesionales en mantener su empleo, situándoles a la cola de la clasificación europea, según Randstad.
Sin embargo, se detecta un cambio de tendencia en estos empleados. Así, los trabajadores españoles han aumentado su confianza en mantener su empleo alcanzando la cifra más alta de los últimos dos años, mientras que los profesionales italianos han mostrado un crecimiento de cuatro puntos respecto a la cifra registrada hace un año. En cambio, los griegos han reducido esta tasa en siete puntos porcentuales.