Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tráfico de las autopistas encadena dos años al alza al crecer un 6,1% en 2015

La red de autopistas de peaje aumentó su tráfico un 6,1% el pasado año, que cerró con una media de 15.021 usuarios diarios, según informa la patronal de constructoras y concesionarias Seopan.
Las vías de pago encadenaron así en 2015 su segundo ejercicio consecutivo de crecimiento, tras el del 2,5% registrado en 2014, cuando rompieron con un periodo de siete años consecutivos de caídas, según se desprende de los datos oficiales publicados por el Ministerio de Fomento.
El volumen del tráfico de las autopistas recupera así los niveles que presentaba en 2011, si bien está lejos de los que presentaba en 2007, el ejercicio previo a la crisis.
La recuperación de la economía y el descenso del precio de la gasolina constituyen los principales factores del crecimiento del tráfico en las autopistas, según señala Seopan en un comunicado.
La patronal también apunta a la congelación que el precio de los peajes registró en 2015, fruto de la fórmula de actualización de precios automática con que cuenta el sector.
El descenso del precio de las tasas del 0,6% que esta actualización ha permitido aplicar a comienzos de 2016 puede contribuir a consolidar durante este año la recuperación que registras las vías de pago, según apuntan expertos consultados por Europa Press.
Por tipo de vehículos, el tráfico de camiones, uno de los indicativos de la evolución económica, es el que más creció un 8,1%, y supone el 13% del total, según Seopan. El de turismos progresó un 5,8%.
AVANCE DEL TELEPEAJE.
En cuanto a los medios de pago que utilizan los conductores que eligen circular por una autopista, destaca el hecho de que telepeaje, el sistema electrónico que evita tener que detenerse para abonar las tasas, ya es la principal opción y copa el 42,2% de las operaciones, frente al 28% que suponía en 2007.
Después se sitúa la tarjeta de crédito, con la que se pagaron el 34% de los peajes, y el efectivo, que aún copa el 23,8% de los abonos que se realizan en las cabinas de peaje de las autopistas.