Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El paro da una tregua con su primera bajada en quince meses

Un obrero trabaja en una vivienda de Bilbao. EFE/Archivotelecinco.es
Mayo ha dado una tregua al continuo aumento del paro que se registraba desde marzo de 2008, con un ligero descenso del número de parados, de 24.741 personas, un dato que celebra el Gobierno aunque pide cautela, mientras la oposición descarta que se deba a un cambio de tendencia.
Además, en mayo el número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en 69.304 personas, lo que supone la primera subida tras nueve meses de bajadas consecutivas.
A pesar del dato de mayo, en los últimos doce meses el paro ha subido en 1.266.564 personas (el 53,81%), con lo que el número de parados alcanza los 3.620.139, mientras que el de afiliados a la Seguridad Social suma 18.103.487.
Tras conocer el dato del paro, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lo calificó de "positivo y alentador" aunque pidió "cautela y prudencia" ante la crisis "severa" y aseguró que quedan meses de una tarea "difícil".
En su opinión, la bajada del paro se ha debido en parte a los planes de estímulo económico del Gobierno y el dato debe marcar el cambio de una tendencia, aspecto que no comparte el Partido Popular.
Así, el portavoz del PP, Cristóbal Montoro, dijo que no ve "de ninguna manera" un cambio de tendencia en la evolución del paro, señaló que la bajada de mayo es "estacional" y auguró que tras el verano se comprobará que sigue aumentando el desempleo y se destruyen puestos de trabajo.
El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, también achacó la caída del paro a un cambio de tendencia y a los efectos del Plan E puesto en marcha por el Ejecutivo, en tanto que el titular de Industria, Miguel Sebastián, dijo que quizá pueda considerarse como "el principio del fin de la crisis".
El pasado mes el paro bajó en 22.199 entre los hombres y en 2.542 entre las mujeres y también lo hizo entre los menores de 25 años (13.906), entre los mayores de esa edad (10.835) y entre los extranjeros (7.526).
Bajó en todos los sectores, principalmente en la construcción, en 15.905 personas, y en los servicios (13.329), y solo subió entre el colectivo sin empleo anterior en 9.626 personas.
En cuanto a los contratos, a pesar de que se suscribieron más de 1,1 millones, registraron un descenso de 274.901 con respecto a mayo de 2008.
Para CCOO, la caída en la contratación indica que el descenso del paro puede deberse al desarrollo de actividades estacionales ya que todavía no hay una recuperación estable de la economía, por lo que reclamó medidas para impulsar un nuevo modelo productivo.
UGT calificó de acertadas las medidas del Gobierno y tildó de inoportunas las llamadas desde algunos sectores a la necesidad de reformar el mercado laboral.
Este sindicato valoró especialmente el fondo estatal de inversión local que, según adelantó hoy la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, ha ocupado a 351.000 personas hasta finales de mayo, de las que 144.000 son nuevos contratos.
La CEOE también valoró los datos de mayo y confió en consensuar más medidas "de calado" en el diálogo social para continuar esta tendencia.
En mayo se han recuperado gran parte de las afiliaciones perdidas en los tres meses anteriores, anunció el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado.
Aseguró que nadie había previsto estas cifras y confió en que los próximos datos permitan pronosticar un futuro más favorable.
No obstante, según los expertos de AFI, Fortis, Funcas e IEE consultados por Efe, la reducción del paro no supondrá una recuperación de la creación de empleo a medio plazo, aunque sí significa que lo peor de la crisis ha pasado.
También CiU cree que la caída del paro puede ser coyuntural por el inicio de la temporada turística, en tanto que IU pide que no se interprete como la salida de la crisis, mientras que las asociaciones de autónomos pidieron cautela.