Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vendimia en Rioja Alavesa podría iniciarse la semana del 20 de septiembre con cosecha "de calidad"

UAGA busca 100 nuevos alojamientos para los temporeros, después de que la inspección del Gobierno vasco haya reducido el número de plazas
La vendimia en Rioja Alavesa de 2014 podría adelantarse este año comenzando a cosechar la uva blanca la semana del 20 de septiembre y siete días después la uva tinta, con una cosecha "de calidad", ya que los frutos se encuentran "muy sanos".
En declaraciones a Europa Press, el responsable del sector de la uva en el sindicato UAGA, Rafa Fernández, ha dado a conocer estos datos en la semana en la que el Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja ha iniciado en la subzona de Rioja Baja el control de la maduración de la uva.
Este servicio que permite a los viticultores determinar la fecha idónea de vendimia en cada localidad y optimizar así la calidad de los vinos elaborados.
Fernández ha explicado que la uva se encuentra "muy sana" por lo que se espera una cosecha "de calidad" y "alta", que se podría iniciar entre el 20 y 25 de septiembre para la uva blanca y entre el 27 y 28 para la tinta, una cosecha más temprana y abundante que la del 2013 que se inició entre el 6 y el 8 de octubre.
Respecto al precio, se espera que sean "buenos", y aunque "con prudencia" --porque las bodegas terminan de pagar la uva en mayo de 2015--, este año se prevé que se compre el kilo a un precio que ronde los 0,85 euros, cuando la media el año pasado fue de 0,70 euros. "La escasez de años anteriores hace que las bodegas necesiten uva", ha señalado el responsable de UAGA.
600 TEMPOREROS
Según ha informado, alrededor de 150 explotaciones han solicitado al sindicato agrario un total de 600 temporeros para recoger la uva, una número "ligeramente superior" al del pasado año porque se prevé que va a haber más uva que en la campaña del 2013. "Hay que mover la uva", ha subrayado.
Sin embargo, ha reconocido que el sindicato tiene "problemas" con el número de plazas de alojamientos, ya que tras la firma del convenio con el Gobierno vasco y las inspecciones realizadas por el Ejecutivo a las instalaciones, se eliminaron alrededor de 200 plazas, la mayoría por no cumplir el ratio de un baño por cada ocho plazas de alojamiento.
Fernández ha explicado que un total de cien se están recuperando tras acometer las reformas y mejoras que ha establecido el Gobierno. Sin embargo, las cien restantes, las están buscando en alojamientos alternativos como albergues o conventos como el de Oyón (Álava).