Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ventas de Basf en España alcanzaron 1.153 millones en 2015, un 3% menos

Insiste en hacer llegar el ancho de vía internacional a Tarragona
El Grupo Basf en España alcanzó en 2015 unas ventas de 1.153 millones de euros, lo que supone un descenso del 3% respecto al año anterior, lo que la compañía química ha atribuido a la caída de precios de las materias primas y a las paradas técnicas de plantas, que han influenciado en la facturación de servicios.
El nuevo director general de Basf Española, Carles Navarro --que sustituye en el cargo a Erwin Rauhe--, ha explicado en un encuentro con medios este miércoles que el negocio químico tradicional se ha mantenido en los niveles de 2014, gracias a que se han incrementado los volúmenes por la recuperación de la demanda en España.
Ha destacado el comportamiento de la división de agroquímica y de producción de pinturas y recubrimientos para la industria de la automoción, y ha asegurado que la compañía es "optimista" de cara a este año porque ha mantenido la posición de mercado en España.
También ha resaltado que están trabajando para mejorar la competitividad de la compañía en España, por lo que se ha decidido desinvertir en el negocio de recubrimientos industriales --se ha vendido a AzkoNobel-- y el de catalizadores para poliolefinas --vendido a WR Grace--, para que Basf pueda concentrarse en los negocios en los que tiene más opciones de crecer.
INVERSIÓN EN TARRAGONA
Ha recordado que a final de este año se pondrá en funcionamiento una nueva línea de producción de la planta de formulación de fungicidas de Tarragona, para la que ha invertido alrededor de 21 millones de euros --anunciados el año pasado-- y supondrá un aumento de la capacidad de producción de un 25% y la creación de unos 30 nuevos puestos de trabajo.
Ha explicado que Basf invierte anualmente alrededor de 40 millones de euros en sus plantas en España, y ha afirmado que este año la cifra será "algo más" elevada, aunque no la ha detallado.
ESTACIÓN INTERMODAL
El exdirector general y actual vicepresidente del consejo de administración de Basf Española, Erwin Rauhe, ha afirmado que las plantas de Tarragona son competitivas, aunque tienen desventajas importantes como el precio de la energía --problema en el conjunto de España-- y la falta de conexión ferroviaria en ancho internacional hasta el centro y norte de Europa.
Ha insistido en que Basf tiene pendiente una inversión importante junto con otras empresas del clúster químico de Tarragona para construir una estación intermodal, pero ha reiterado que el proyecto está parado a la espera de que el Gobierno haga llegar el tercer hilo para poder transportar así de forma más eficiente y competitiva las mercancías al resto de Europa.
Ha afirmado que la inversión total asciende a 30 millones de euros, de los que aproximadamente un 25% los aportará Basf, y ha lamentado que el Gobierno no haya entendido el "valor estratégico" de esta infraestructura para toda la industria de la zona.
Navarro ha concretado que la falta de esta infraestructura perjudica las opciones de Tarragona de optar a adjudicaciones de productos de gran volumen, aunque sigue siendo "muy competitiva" para otro tipo de productos, de menor volumen pero de mayor valor añadido.
Ha asegurado que la compañía insistirá para que el Gobierno que salga de las urnas el próximo 26 de junio entienda la importancia de hacer esta infraestructura y finalmente haga la inversión.