Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ventas de confección repuntarán este año un 2% tras siete años de caídas

El mercado minorista de confección elevará este año sus ventas un 2% en España y Portugal, hasta los 20.400 millones de euros, impulsado por el mejor comportamiento del consumo privado, lo que pondrá fin a un periodo de siste años de descensos, según un informe de la consultora DBK.
En concreto, en España la facturación de las tiendas crecerá en torno a un 2,5%, gracias al repunte del consumo y a pesar de la fuerte rivalidad en precio entre las principales cadenas, mientras que el valor del mercado portugués todavía descenderá levemente este año, retrasándose la recuperación hasta 2015.
En 2015 el valor del mercado ibérico podría alcanzar un incremento próximo al 4%, hasta el entorno de los 21.200 millones de euros.
Según DBK, las ventas del comercio minorista de confección en España y Portugal se redujeron un 3,3% en 2013, hasta los 20.025 millones de euros, correspondiendo algo más de la mitad a cadenas especializadas. Desde el máximo alcanzado en 2006 el mercado ibérico ha perdido cerca de un 25% de su valor.
El valor del mercado en España se cifró en 16.600 millones de euros, tras registrar igualmente una caída del 3,3%, manteniendo la tendencia a la baja observada en los ejercicios anteriores. El mercado portugués se situó en 3.425 millones, un 3,1% por debajo del año 2012, en el que había contabilizado un retroceso del 6%.
La contracción del consumo de los hogares y la debilidad de los precios de venta, en un contexto de aplicación de agresivas campañas de promociones y descuentos por parte de los operadores para dinamizar la demanda, fueron las causas determinantes de la prolongación de la fase descendente del mercado.
Tanto en España como en Portugal la contracción del volumen de negocio fue especialmente significativa en el segmento de detallistas independientes, cuya facturación contabilizó caídas del 10% y del 7% en 2013, respectivamente.
Por su parte, el volumen de negocio en el segmento de grandes almacenes e hipermercados registró un descenso cercano al 3% en ambos países, al tiempo que las cadenas especializadas, que continúan ganando cuota de mercado gracias a sus planes de expansión, alcanzaron en 2013 una facturación similar a la del año anterior.
En diciembre de 2013 se encontraban operativos en el conjunto del mercado ibérico un total de 74.200 establecimientos de venta minorista de confección, cifra que se ha reducido en casi un 20% desde el máximo alcanzado en 2006.
En España existían cerca de 60.000 tiendas en 2013, un 0,3% menos que en 2012, mientras que en Portugal el número de empresas presentes en el sector era de alrededor de 12.000.
Los cinco primeros operadores del mercado ibérico alcanzaron en 2013 una cuota sobre el valor total de las ventas del 48%. En España las cinco primeras empresas reunieron la mitad del mercado, frente al 32% registrado en Portugal.