Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vivienda nueva se abarata por primera vez desde que empezó la crisis

El precio de la vivienda nueva se abarató en el primer trimestre del año un 2 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, registrando la primera caída anual desde que a mediados de 2007 se comenzó a desinflar la burbuja inmobiliaria.
De acuerdo con el indicador general que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), el precio de la vivienda libre cayó el 7,6 por ciento entre enero y marzo, el mayor descenso desde que comenzó a bajar en el segundo trimestre de 2008.
La caída del indicador general sigue siendo consecuencia del descenso del valor de la vivienda de segunda mano, aunque por primera vez la de obra nueva también se ha abaratado.
Se trata de la primera tasa anual negativa registrada por la vivienda de nueva construcción, que comenzó a desacelerar su subida en el tercer trimestre de 2007 y terminó el pasado año con un ligero encarecimiento del 0,8 por ciento.
Por su parte, la caída del valor de la vivienda usada ha seguido acentuándose y en el primer trimestre del año llegó al 12,5 por ciento.
El precio de la vivienda de segunda mano comenzó a moderar su subida en el segundo trimestre de 2007, pero no empezó a caer hasta el primero de 2008, momento desde el que no ha dejado de bajar.
Al basarse en escrituras formalizadas, la estadística refleja más fielmente la situación del mercado de segunda mano, en el que las operaciones se cierran con más rapidez.
Por el contrario, en el mercado de la vivienda nueva las transacciones tardan más tiempo en formalizarse, por lo que la estadística recoge el precio acordado en el momento en que se pactó la venta.
Los precios de la vivienda libre cayeron en el primer trimestre en todas las comunidades autónomas, si bien los mayores descensos se registraron en Cataluña (13,7%), Comunidad de Madrid (11,2%), País Vasco (10,8%), Navarra (10,1%), Aragón (9,7%), Baleares (8,1%) y La Rioja (8%).
Por debajo de la media nacional se situaron las caídas de Cantabria (7,2%), Comunidad Valenciana (5,2%), Canarias (4,3%), Andalucía (3,9%), Castilla y León (3,3%), Castilla-La Mancha (2,5%), Extremadura (2,2%), Asturias (1,8%), Murcia (1,6%) y Galicia (0,5%).
En la ciudad autónoma de Ceuta el Índice de Precios de la Vivienda (IPV) bajó el 5,7 por ciento y en Melilla, el 0,2 por ciento.
El IPV no incluye la vivienda protegida ni variables como el precio del metro cuadrado o el número de transacciones realizadas, que sí tienen cabida en otras estadísticas como la elaborada por el Ministerio de Vivienda.
La diferente metodología explica que los datos difieran, ya que según el Ministerio el precio de la vivienda cayó el 6,8 por ciento en el primer trimestre de 2009, lo que situó el precio del metro cuadrado en 1.958,1 euros.
Para elaborar su estadística el INE recoge la información del Consejo General del Notariado sobre escrituras formalizadas dentro del territorio nacional por personas físicas, mientras que el Ministerio de Vivienda se basa en los datos aportados por la Asociación Profesional de Sociedades de Valoración (ATASA).