Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanders y Clinton, último debate antes de las primarias en New Hampshire

Sanders y Clinton se enfrentan en el último debate antes de las primarias en Nuevo Hampshiretelecinco.es

Los precandidatos demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders han protagonizado el último debate antes de las primarias en el estado de New Hampshire, que tendrán lugar el próximo 9 de febrero, intentando apurar sus opciones para lograr la nominación del partido y entrar de lleno en la lucha por la Casa Blanca.

Tras la victoria por escaso margen de la exsecretaria de Estado en el 'caucus' de Iowa, Sanders ha tomado la iniciativa y ha acusado a Clinton de ser la candidata del "establishment" (sistema), añadiendo que, por contra, él representa "al estadounidense común".
"Clinton tiene a todo el 'establishment' detrás de ella. Nosotros tenemos a más de un millón de personas (...) nuestra campaña es una campaña del pueblo, para el pueblo y por el pueblo", ha defendido el senador por Vermont, que parte como favorito en las encuestas de cara a la votación en Nuevo Hampshire.
Pese al cruce de acusaciones, Sanders ha rechazado aprovechar políticamente el caso de los correos electrónicos con información confidencial enviados desde el servidor privado de Clinton cuando era funcionaria del Gobierno, que están siendo investigados por las autoridades.
La exsecretaria de Estado ha insistido en que "nunca" envió ni recibió material clasificado. Asimismo, ha tildado de "absurda" la controversia alrededor de estos correos. "No me preocupan en lo absoluto", ha apostillado durante el debate celebrado en la Universidad de New Hampshire.
INMIGRACIÓN Y WALL STEET
Sanders también ha prometido "sacar de la sombra" a los más de 11 millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos y ha recordado el pasado migrante de su padre, que llegó desde Polonia con 17 años de edad.
Clinton, por su parte, ha evitado prometer medidas concretas, pero sí ha enumerado una serie de propuestas en el caso de que llegue a la Casa Blanca: como la reforma migratoria, el impulso a las energías renovables o las ayudas a las pequeñas y medianas empresas.
Durante el quinto debate demócrata --el primero desde el abandono del exgobernador de Maryland Martin O'Malley--, los candidatos también han aprovechado para denunciar los abusos en materia económica cometidos desde Wall Street.
"Wall Street es tal vez la mayor fuerza económica y política en este país. Tienes a compañías como Goldman Sachs, que recientemente pagó una multa de 5.000 millones de dólares por haber defraudado a inversores. Goldman Sachs fue una de esas compañías cuyas actividades ilegales ayudaron a destruir nuestra economía", ha criticado el senador por Vermont.
"Estos tipos son tan poderosos que ninguno de ellos ha sido imputado", ha agregado Sanders, que insiste en que esta realidad "tiene que cambiar en Estados Unidos". Clinton ha coincidido con el planteamiento, pero insiste en que ella es quien tiene un plan "más exhaustivo" para lidiar con el "poder corporativo".